6 razones por las que es mejor ejercitarte por las mañanas y no las tardes

Compartir
6 razones por las que es mejor ejercitarte por las mañanas y no las tardes

Cumplir esa meta de una vida saludable, bajar de peso o simplemente mejorar tu vida en general siempre tiene una respuesta: haz ejercicio. Después de sortear todas las “últimas” noches de alcohol o de comida chatarra, llega el momento de comenzar a hacer ejercicio y milagrosamente lo logras. Poco a poco tu cuerpo, aún cansado y seguramente adolorido, soporta un día más de ejercicio y es entonces cuando nuevas interrogantes surgen: ¿Qué debo comer ahora? O ¿a qué hora debo ejercitarme?  


ejercitarse

Hay quienes odian despertarse temprano y aprovechan todo el sueño que tienen por lo que primero hacen todas sus actividades y por las noches se ejercitan, cansando su cuerpo y durmiendo mejor. Las otras personas son las que tal vez tampoco gusten despertarse antes de que salga el sol, pero obligan a su cuerpo a sudar y despertar con el ritmo del ejercicio y después sortean el resto de su día.  

Ejercitarse por las noches es bueno porque la temperatura corporal y los niveles de hormonas alcanzan un punto máximo, permitiendo al cuerpo hacer la mayor cantidad de esfuerzo físico. Te puedes exigir más, tienes menos riesgos de lesión y al mismo tiempo sirve para quienes apenas comienzan a ejercitarse y no cuentan con una rutina diaria.  

Sin embargo ejercitarse por las mañanas también cuenta con beneficios que parecen superar a la noche.  


Metabolismo

comida saludable

El doctor Franco Banfonte, para la BBC, explicó que: "desde el punto de vista metabólico y fisiológico, como para tener un control del peso, es recomendable hacer ejercicio físico alejado de las horas de la comidas. El mejor momento en ese sentido es a primera hora de la mañana".   

Rutina

rutina de correr

Tal vez la noche sea mejor para quienes comienzan a hacer ejercicio, pero si deseas mantener una rutina, lo mejor es que empieces a despertar más temprano, pues es durante las primeras horas del día que el cuerpo se acostumbra a generar un hábito.  

Mejora tu energía mental

energía mental

Si amas el café y no puedes despertar sin él, piensa en el ejercicio como tu nueva taza de café. Además de estimularte y despertarte física y mentalmente, después de cierto tiempo el simple hecho de no haberte ejercitado una mañana te hará saber que algo está mal. Sentirás que el ejercicio es tu nueva droga natural.  

No sentirás culpa

ciudad

Si te levantas por la mañana, haces ejercicio y después tu día es lento y sientes que no hiciste mucho. Tendrás esas horas en las que hiciste algo por tu cuerpo, tu salud y tu autoestima, que es mucho más de lo que muchas personas hacen por sí mismas durante todo un año.  

Mejora tu rendimiento

caminando en la ciudad

Y no sólo el rendimiento en tu cuerpo que aumenta poco a poco, sino en tu día en general. Al ducharte después del ejercicio estás completamente activo, tu cerebro ha despertado por completo y notarás que las ideas surgen mucho más fácil.  

Mejora tu autoestima

felicidad

Aunque liberas endorfinas si te ejercitas por la mañana o la tarde, al hacerlo temprano dejarás de ver el mundo como ese gris cubo que te tiene atrapado. En lugar de eso tu cerebro trabajará para demostrar que ese buen humor que empiezas a tener puede ser aprovechado a lo largo del día.  

Es algo realmente difícil. Cambiar de hábitos, dejar la comida chatarra por la saludable y el sueño por el ejercicio, pero sin duda tras meses de eso te sentirás en el lugar correcto y lo más seguro es que nunca más lo dejes.

Fuentes:
BBC
Etiquetas: ejercicio, rutina, salud
Comentarios