6 preguntas que deberías hacerte antes de tomar cualquier decisión

Compartir
6 preguntas que deberías hacerte antes de tomar cualquier decisión

Muchas veces, a la hora de tomar decisiones importantes sentimos cierto grado de impotencia. Es que nos da tanto miedo tomar una decisión incorrecta que, al final, no tomamos ninguna.


Es normal que algo así pase, pero si ocurre muy seguido corremos el riesgo de no avanzar nunca hacia ningún objetivo.

[También puede interesarte: Descubre a qué le temes y acaba con la postergación para siempre]

Por el contrario, hay personas que son muy impulsivas, y toman decisiones sin pensárselo dos veces. Esto puede ayudarlos a avanzar, sin dudas: pero también puede llevar a grandes tropiezos.

En realidad en la vida siempre es importante encontrar el equilibro. Avanzar a paso seguro es lo más importante para lograr finalmente alcanzar lo que uno se propone.

Por ello, es importante que las decisiones (sobre todo las importantes) sean tomadas a conciencia… ¡Pero tomadas alguna vez!

No dejes de hacerte estas 6 preguntas antes de tomar cualquier decisión:


tomar decisiones

1. ¿Cuál opción está mas cerca de tus valores y prioridades?

Tener esto en claro es fundamental, no sólo a la hora de tomar una decisión, sino en todo momento de la vida.

Tus valores y prioridades son tu guía. Cuando no sabes qué hacer, siempre debes elegir aquello que esté más cerca de ellos. Por eso, debes tenerlos muy en claro y muy presentes. Son tu brújula.

Si no lo has hecho aún, tómate un tiempo para pensar tus valores y prioridades, anotarlos y recordarlos.

2. ¿De verdad depende de ti?

Esta es una pregunta fundamental. Muchas veces nos pasamos la vida angustiados por no haber tomado decisiones correctas, sin tener en cuenta que esas decisiones no dependían de nosotros.

Antes de tomar una decisión, piensa si realmente los resultados dependen de ti. Si lo que quieres conseguir con eso depende de tus esfuerzos. Pues si lo que quieres es cambiar a alguien más, es un trabajo que no sirve de nada.

Tomar decisiones

3. ¿Si tomas este camino, podrás comprometerte?

Toda decisión implica elegir algo en detrimento de otra cosa. Y la otra cosa que dejas, en muchas ocasiones duele; por eso no es fácil tomar decisiones.

Por eso, antes de dar un salto, debes preguntarte con sinceridad si estás dispuesto a hacerlo. Si estás dispuesto a pasar por lo que haya que pasar para lograr ese cambio.

SI te comprometes con el cambio honestamente, luego también te será más fácil mantener esa decisión.

4. ¿Qué gano y qué pierdo?

Poner en la balanza los pro y los contra de una decisión es fundamental para evaluar si es buena o mala.

Pero además, también sirve para saber de antemano lo bueno que podemos esperar de esa decisión y, sobre todo, lo malo. Que el cambio no te tome desprevenido es sumamente importante para sentirte satisfecho con tus decisiones.

[También puede interesarte: Ansiedad: esto es lo que NO deberías hacer si quieres sentirte mejor]

https://www.entrepreneur.com/article/281576

5. ¿Es el momento indicado? Y sino lo es… ¿Entonces cuándo?

Muchas veces sentimos que queremos tomar un decisión pero que no es el momento adecuado. A veces, de verdad no lo es. Pero el problema es que “el momento” muchas veces se convierte en una excusa.

Respira hondo, mira a tu alrededor, y trata de responder con sinceridad…. ¿Este es el momento adecuado?

Si crees que la respuesta es “no”, puedes hacerte la otra pregunta inmediatamente después. ¿Entonces cuándo?

Eso te ayudará a ver si realmente no es el momento, o sólo estás poniendo excusas. El cuándo debe ser concreto. No “más adelante”. Eso es excusa. Si este no es el momento, elige un “cuándo” concreto, con fecha y hora de ser posible.

6. ¿Cómo me sentiré?

Finalmente, esta es la última pregunta que debes hacerte. Imagina que has tomado la decisión que tanto te preocupaba. Que realmente la has tomado. Imagínate en esa situación de la forma más realista que puedas y evalúa: ¿Cómo se siente?

Si sientes libertad y alegría, es porque seguramente es la decisión correcta. Si en cambio sólo te vienen a la cabeza sentimientos negativos, puede que no sea ese el camino correcto.

[También te puede interesar leer: Cambia estos tres pensamientos y tu vida mejorará por completo]

Fuentes:
Comentarios