6 maneras de perder el miedo a conducir y ganar confianza frente al volante

Compartir
6 maneras de perder el miedo a conducir y ganar confianza frente al volante

Existen muchas personas que se declaran incapaces de manejar un automóvil. Pero, ¿por qué? Según unos estudios, el 33% de los conductores experimenta gran ansiedad a la hora de tomar el volante, y más de la mitad de estas personas son mujeres.


Cuando este miedo supera la ansiedad y se convierte en ataques de pánico frente a la necesidad de manejar o incluso la mera posibilidad, a estos casos extremos se les denomina amaxofobia.

Para prevenir o vencer el miedo (en caso de que formes parte del 33%) te damos algunos consejos.

[Lee también: Esta es la razón por la que es algunos países se maneja del lado izquierdo]


miedo a conducir
Conducir puede ser una fuente importante de ansiedad para algunas personas.

Distingue el tipo de miedo

Habría que diferenciar entre el miedo controlable y el irracional. Si se trata de un miedo irracional moderado o de una fobia, lo mejor será alejarte del volante y acudir a un especialista.

Practica

Garantiza una buena preparación, pues la poca destreza puede ser lo que te inquieta. Acude a un allegado o prueba con cientos de simuladores, pero cuando llegues al volante, debes hacerlo seguro de tu capacidad.

Concéntrate

Evita todas las distracciones mientras conduces, no converses, no escuches música, no revises el teléfono y no observes a través de los retrovisores a menos que sea necesario.

[Lee también: 8 formas más de superar el miedo a conducir]

miedo a conducir
Eliminar las distracciones es necesario para conducir de forma segura y confiada.

Estudia las horas pico

Los horarios son fundamentales para entender el tráfico. Estudia bien las horas en las que el tráfico de tu ciudad es más pasivo y escógelas para manejar.

Estudia las rutas

La distancia de los recorridos es necesaria para tu estabilidad en el asiento de conductor. Es aconsejable que elijas bien los recorridos, que sean cortos y que conozcas bien el camino.

Elige a tus acompañantes

No viajes con personas que te hagan sentir nervioso, o incómodo. La presencia de este tipo de personas transmite malas energías. Si algún familiar, tu pareja o cualquier otra persona te hacen sentir de esta manera, no manejes tú.

Éstos son útiles y prácticos para personas que experimentan una ansiedad menor o moderada, pero para casos de ansiedad grave y ataques de pánico, la mejor alternativa es visitar a un especialista para determinar las causas de este miedo tan intenso y el mejor tratamiento posible.

Fuente:
Etiquetas: miedo a conducir
Comentarios