6 consejos prácticos a la hora de elegir un terreno para habitar

3.9K
6 consejos prácticos a la hora de elegir un terreno para habitar
3.9K

Si vienes soñando hace mucho con poder llevar adelante tu proyecto de vida, productivo o social en un espacio rural, puede que haya llegado el momento de concretarlo.


Sin embargo, deberás estar preparado, porque la elección del espacio no es fácil: lo más problable es que tengas muchos posibles lugares en vista, todos de hermosos paisajes, pero no sepas cómo decidir cuál es el adecuado.

Aquí puedes encontrar 6 tips que te ayudarán a la hora de decidir. Hay muchos aspectos más para tener en cuenta, pero en éstos no puedes dejar de reparar. 

Orientación

mapa

Tener en cuenta la ubicación del espacio con respecto al movimiento del sol es fundamental y cobra mucha más importancia cuanto más nos alejamos de la línea del Ecuador. Si el proyecto contempla la construcción de una vivienda ecológica, este aspecto se vuelve más importante, porque habrá que basarse en el diseño bioclimático, y para eso, la orientación lo es TODO.  

Entonces:

  • Si estás en el hemisferio Sur, por debajo del trópico de Capricornio, es recomendable que busques terrenos con orientación Norte.
  • Si estás en el hemisferio Norte, por encima del Trópico de Cáncer, tienes que buscar los que se orientan hacia el sur.
  • Si el lugar elegido está cerca de la línea del Ecuador, el sol estará la mayor parte del año por encima de tu cabeza, por eso no tendrás de qué preocuparte. 
  • Ten en cuenta, también, que esto no es una receta infalible, ya que existen zonas donde necesitas diseñar teniendo ciertos resguardos de la exposición solar. Cada diseño es único y necesita contemplar sus características particulares.


Insolación

sol

El sol es salud. Contempla tenerlo como invitado principal en tu vivienda en los momentos del año en que llega con menor intensidad, como por las mañanas y tardes de primavera y otoño, y durante todo el invierno; pero toma reparo de él cuando se ponga más fuerte, principalmente durante las horas centrales del verano. Las viviendas diseñadas con este concepto se llaman bioclimáticas, y principalmente utilizan el sol para ventilar en verano y calefaccionar en invierno.

Cabe aclarar que la orientación con respecto al Norte o el Sur (según el punto anterior) no es absoluta, ya que si usas una brújula (Norte Magnético) o un mapa (Norte Geográfico) para orientar las estructuras puedes fallar groseramente. Lo que realmente necesitas tener en cuenta son las horas de insolación directa y la ubicación de estructuras vecinas, árboles y pendientes que puedan proyectar sombras indeseadas, que causen que debas “inclinar” tu construcción al Este o al Oeste.  

Esto nos indica que, en un mismo lote, puedes tener diferentes estructuras con distintas inclinaciones, dependiendo de la cantidad de horas de sol deseadas.

Otra aclaración para tener en cuenta es que si deseas ubicar estructuras que vayan a ser habitadas, es recomendable que las orientes hacia el sol; sin embargo, si buscas generar un espacio que permanezca frío y húmedo entonces tendrás que orientarlo a la inversa.

Pendientes

colinas

Hay a quienes les gustan las pendientes y hay a quienes no; sobre gustos no hay nada escrito. Muchos creemos que en un terreno con pendiente hay energía, ya que si se apoya una pelota en el suelo ésta rodará sin que hagamos nada. Esa posibilidad nos permite diseñar sistemas de flujos e intercalarlos con algunas planicies y terrazas de cultivo.

Zona Geográfica y Climática

campo terreno

Una vez más, sobre gustos no hay nada escrito, lo importante es que la zona que elijas te represente de algún modo. Sobre este aspecto no hay mucho que decir, excepto que debe tomarse en consideración obtener la mayor cantidad de información posible en los aspectos geográficos, climáticos, sociales y demás.

Antes de tomar una decisión, recorre tus opciones, averigua cómo son las estaciones, ten en cuenta la presencia de agua (si ésta permanece todo el año, si está contaminada), si hay sequías, incendios, enfermedades endémicas, insectos que no te agreden, mosquitos... Todo lo que en el futuro podría representarte una ventaja o un inconveniente. Hazte, para esto, muchas preguntas.

Tipo de suelo

suelo terreno

Otro Ítem es el tipo de suelo, ya que si quieres hacer tu casa con materiales naturales o producir tus alimentos, tu entorno lo será todo y el suelo podrá definirlo; por ende determinará el tipo de construcción y los cultivos que funcionarán mejor en el lugar.

Por lo general es recomendable la presencia de arcillas o tierras arcillosas, tener cerca alguna fuente de piedras en distintos tamaños incluyendo arenas, y acceso a maderas. Claro que esto es un ideal, pero si te gusta el ambiente de médanos deberás adaptarte a lo que el ecosistema puede aportar; si eliges una planicie o una zona serrana o montañosa,será lo mismo, tú eliges tu propia aventura.

Ciudades

ciudad

No debes pensar que tienes que irte al medio del campo para vivir una vida como buscas. Puede que aun no sea tu momento para abandonar la ciudad, si vives en ella. Los cambios más importantes son los internos, y a veces los más externos y drásticos, como dejar todo para irse al campo, no perduran porque no tienen sobre qué sostenerse. 

La ciudad también puede tener mucho para brindarte: explórala. No olvides que la naturaleza está presente en ella y que hay infinidad de buenas experiencias que puede ofrecerte. 

Una vez explorados todos sus potenciales podrás evaluar con seriedad si lo que deseas es buscar más allá. También puedes buscar zonas de la periferia urbana, que por lo general tienen tierras de bajo costo, pero entendiendo que las ciudades se expanden y que algún día te verás nuevamente en ella. O distanciarte un poco más, y tener "lo mejor de cada uno de los dos mundos".

¿Te ha gustado este artículo? ¡Suma más consejos en los comentarios!

Si quieres aprender más, puedes visitar nuestra Escuela de Permacultura y Vida sustentable en www.sendelacolina.com/aprende 

Fuente:
Etiquetas: diseño, permacultura
Comentarios