6 bosques de fantasía en los que te encantará perderte

Desde la antigüedad los bosques han supuesto una contradicción para el ser humano. A pesar desde que los conocimos hemos temido lo que hay dentro de ellos, también nos hemos visto atraídos a su encanto y nos hemos adentrado hasta lo más profundo de ellos. Las leyendas de los bosques son tan antiguas como la memoria humana y a pesar de que hoy vivimos en un mundo escéptico en el que la razón es nuestra guía, adentrarse en el espesor de un bosque siempre genera ansiedad y excitación producida por lo inexplicable.     

Los cuentos de hadas y las leyendas parecen hablar de bosques espesos y misteriosos, es un placer saber que hoy, a pesar de la deforestación y el maltrato hacia la naturaleza, aún podemos encontrar muchos bosques en todo el mundo que son capaces de producir tanto respeto como miedo.   

Oregón, Estados Unidos

25 mil acres constituyen a este bosque de árboles híbridos que dan la sensación de encontrarse en un terreno generado a partir de una computadora. Aunque no es inusual encontrarse con árboles simétricamente alineados, en el bosque de Oregón el color natural de los árboles crea una sensación de encontrarse en un sueño lúcido en el que nada puede salir mal.   

Baden – Wurtemberg, Alemania

En la Selva Negra, como se le conoce al terreno montañoso en el suroeste de Alemania se encuentra el Bosque Negro, que a pesar de que impone miedo por su nombre, es uno de los espectáculos naturales más hermosos que encontrarás en tu vida. Parece salido de un cuento de hadas, pues mezcla a la perfección esa verde y encantadora imagen de las princesas y hadas, pero también la espesura casi negra en donde los villanos aguardan.   

California, Estados Unidos

Si quieres sentir la pequeñez de tu existencia, nada como los bosques de California. En el Parque Nacional Sequoia encontrarás Sequoia Semperviens, árboles tan grandes como viejos y es que con una antigüedad de 2 mil o 3 mil años y una altura de hasta 115 metros, admirarlos desde lejos, caminar hacia ellos y después simplemente sentir la inmensidad comparada contigo hace que todo el viaje valga la pena.   

Auckland, Nueva Zelanda

El Bosque Rata se encuentra en una zona muy golpeada por el viento, por lo que con el paso de los años los árboles se han adaptado a las ráfagas que para muchos lo convertirían en un sitio inhóspito. Por eso ahora puedes pasear entre miles de árboles que parecen haber crecido de forma única en el mundo, tal vez por eso fueron escogidos como locación para las cintas de “El señor de los anillos”.  

Arashiyama, Japón

A las afueras de la ciudad de Kioto y cerca del río Hozu está una de las mejores y más cuidadas atracciones turísticas de todo Japón. Este bosque no sólo es una maravilla de bambú que lo distingue del resto de los bosques de la isla, también representa una verdadera mezcla de naturaleza y cultura en la que puedes aprender mucho sobre la historia y el pueblo japonés.  

A pesar de que muchos no pueden dejar de fotografiar todo el bosque que se presta para ser recordado por siempre, lo ideal es dejarse llevar por la mezcla de espectáculo visual que la luz del sol nos regala al entrar entre los miles de bambús, pero también por los sonidos del bosque que se encuentran en una lista de “los 100 sonidos a preservar en Japón”.   

Torres del Paine, Chile

A pesar de que América Latina cuenta con miles de hectáreas de selvas y bosques, tal vez ninguna es tan impresionante para la vista como el Parque Nacional Torres del Paine. Con un área natural que se extiende hasta donde la vista puede ver, la zona montañosa es una verdadera reliquia natural que inspirará y cambiará la vida de cualquiera que desee hacer por lo menos una caminata sobre ellas.  

La increíble vegetación, los árboles frondosos y a veces el silencio absoluto hacen de un bosque un escape de la realidad que nos consume día a día. Si tienes el privilegio de vivir cerca de un bosque, no dudes en adentrarte en él cada vez más y si eres de una gran ciudad, cuida tus parques y busca la forma de escapar los fines de semana a algún bosque cercano a ti.

Fuentes:
Etiquetas: