5 tipos de amistades que necesitas en tu vida para salir adelante en los peores momentos

Compartir
5 tipos de amistades que necesitas en tu vida para salir adelante en los peores momentos

Leonard Cohen alguna vez dijo que hay una grieta en todo, que sólo así puede entrar la luz. Es en los momentos más difíciles de nuestra vida cuando la gente brilla, y aunque es triste saber que muchos brillan por su ausencia, hay pocas personas que realmente iluminan tu camino para ayudarte cuando todo parece perdido.  


La familia no se escoge, pero las amistades, esas personas que voluntariamente están a tu lado, son las que realmente merecen una ovación cuando en las situaciones de vida o muerte, en los momentos más bajos de nuestra vida, en depresiones y situaciones difíciles, están para nosotros.

Aquí no es cuando necesitas al amigo aventurero, el que siempre sale de fiestas o el que siempre va a contarte un chiste; los siguientes son los que saben que la amistad no es un lecho de rosas sino un camino real y a veces doloroso.     

El amigo que te dirá las cosas como son

amigas

La amistad brutalmente honesta a veces se considera como alguien que no le importa lo que piensen de ella, pero en estos casos sabe que sus palabras pueden herir de una forma inimaginable, pero no lo hace para lastimarte, sino para ayudarte a ver que a veces la esperanza y las buenas intenciones tienen un límite y que lo que sucederá a continuación puede estar alejado de esos cuentos de hadas.   

El amigo que te apoyará hasta el final

final

Una situación hipotética: estás en una relación que nadie quiere que continúes, pero decides hacerlo. Mientras no te hagas daño o te pongas en peligro, ésta es la amistad que sabe que estás viendo por ti y no por las expectativas de otros, por lo que te apoyará incondicionalmente aunque nadie comprenda tus decisiones.   

El amigo que te mantiene con los pies en la tierra

Muchas veces es una persona que conoces de toda la vida. Es alguien que te conoce a la perfección, sabe tu pasado, presente y quizá hasta tu futuro; por lo que sabe cómo actuarás y cuando vas en contra de tus ideales o lo que representas, te lo hace saber. Es una especie de conciencia externa que en los momentos más difíciles te recuerda que tú no eres tus problemas.   

El amigo que siempre tiene un buen consejo

Suele ser una persona más grande que tú o por lo menos con más experiencia en ciertas cosas. Es un amigo que pudo vivir bastante y que sabes que tiene la autoridad para aconsejarte en cuestiones que parecería que nadie tiene la respuesta. Es la persona que estará contigo hasta el final, incluso cuando crees que no hay nadie para ti.   

Tu mejor amigo

Olvida a ese amigo con el que puedes hacer lo que sea, el que no necesita invitación para visitarte y siempre te habla de forma ofensiva. En los peores momentos tu mejor amigo se transforma por completo, usualmente no habla mucho y parece más un consejero que siempre está detrás de ti que alguien parecido a un hermano.  

Y es que los mejores amigos no necesitan decirse mucho, pues lo saben todo. Una mirada basta para saber qué sucede y qué es lo que harás y a menos que en verdad no tengas idea de qué hacer, siempre se mantendrán leales a lo que sea que decidas.  

Recuerda que la amistad siempre avanza junto a ti y que al terminar las malas rachas, son las personas que regresan a ser esas divertidas y simplonas personas con las que puedes bromear todo el día y no preocuparte de nada. Pero sin duda nunca olvidarás cuando estuvieron en esos momentos en los que la luz casi se apaga.

Fuentes:
Comentarios