5 reglas para siempre tener la razón: cómo argumentar de forma correcta

Compartir
5 reglas para siempre tener la razón: cómo argumentar de forma correcta

Las redes sociales nos dieron el poder de expresarnos y ser escuchados por amigos, familiares, conocidos y extraños. Nunca antes había sido posible decir tanto y tener la capacidad de ser leído, escuchado y por ende, debatido por tantas personas. En un mundo ideal esas redes son una plataforma para que la gente se comunica y comparta ideas, expresiones y puntos de vista  que ayudarían a transformar el mundo para bien.  


Sin embargo, a veces la realidad se distancia de ese mundo ideal y lo que encontramos son muros llenos de información falsa, falacias y puntos de vista personales que no sirven realmente para generar un buen debate. Tenemos las plataformas y la tecnología para ser escuchados, pero carecemos de las herramientas más útiles para lograrlo, el poder de la palabra y del convencimiento.  

La argumentación es algo que se da por seguro, pero en realidad hay pocas personas que saben cómo argumentar de forma correcta. Ya sea en Facebook, en el salón de clases o en una comida familiar o con amigos, si quieres tener la razón, debes saber expresarte correctamente.  

Entiende lo que es un argumento

argumento

Hoy la gente no quiere expresar su punto de vista, pues siente que lo que está haciendo es obligar a alguien a pensar de cierta forma. Eso, y que muchas veces razonar con otra persona es casi imposible, por lo que las cosas pueden terminar en una pelea y no en una plática. Pero argumentar se trata de darle soporte a ciertos puntos de vista a través de la razón. Mientras la gente tiene derecho a una opinión, no se puede argumentar que todas las opiniones son válidas. Así que no desistas de argumentar, sólo necesitas entender qué es lo que quieres decir.  

Comienza con un argumento sólido

Tu conclusión puede ser ganadora y simpatizar con la mayoría de la gente, pero si tu premisa, la forma en la que inicias el argumento, es débil, lo más seguro es que nadie te crea o que le den la vuelta a lo que dices y quedes como alguien que no sabe lo que dice. Si quieres argumentar algo, debes saber acerca del tema. Recuerda que decir “No sé del tema, pero yo creo que…” es una forma de quitarle el sustento a todo lo que digas después.  

Exprésate de manera correcta

hablar correctamente

Ser concreto y conciso es imprescindible para darle coherencia a un argumento. Está bien que al contarle una historia a tus amigos te vayas por las ramas y les digas cada pequeño detalle de lo que sucedió, pero si estás debatiendo o argumentando algo, necesitas decir el mínimo de palabras manteniendo el núcleo de la idea intacto. Maquillar tus ideas con calificativos es un golpe bajo si realmente deseas ganar de forma limpia.  

Entiende las falacias

falacias

Al argumentar es válido usar analogías, hacer referencia a otras cosas, dar ejemplos y más, pero muchas veces por eso la gente termina diciendo falacias sin sentido. Un ejemplo es cómo mucha gente compara a alguien con Hitler y por lo tanto parece que eso vuelve a la otra persona en un monstruo, no por apoyar a cierta persona, sino porque ahora parece estar de acuerdo con las ideas de Hitler. Las falacias te ayudarán a ver cuando alguien quiere usar juegos retóricos para que le des la razón aún cuando no la tenga.  

Escribe y lee

leer

Dicen que para pensar bien debes escribir bien, y para escribir bien debes leer, y mucho. Nunca dejes de tener un libro a la mano, algo pendiente por leer y tampoco abandones la escritura. Tus ideas serán mucho más clara si practicas ambas cosas y te darás cuenta de todos los vicios del lenguaje que muchas veces la gente usa al hablar. Eso te dará una gran ventaja al comenzar una discusión con alguien.  

Si sientes más curiosidad por aprender acerca de la argumentación, existen muchos libros de retórica y lógica que te ayudarán a transformar tus opiniones en ideas que se quedarán en la cabeza de quienes las lean o escuchen.  

Fuentes:
Etiquetas: escribir, hablar, razon
Comentarios