5 posiciones de danza clásica para fortalecer tus brazos y espalda

Compartir
5 posiciones de danza clásica para fortalecer tus brazos y espalda

Algunas disciplinas requieren una exigente preparación física y un entrenamiento integral. Puedes servirte de ellas para tomar determinados ejercicios y crear una rutina adaptada a tus necesidades y objetivos.


¿Qué mejor inspiración que la danza clásica? Bailarines y bailarinas tienen un gran dominio de su cuerpo y músculos desarrollados para ejecutar complejas figuras con perfección y elegancia. La línea es tan importante como la técnica y eso se logra a base de esfuerzo y entrenamiento.

Te proponemos que tomes los pasos básicos de la danza clásica como rutina de ejercicios para fortalecer tus brazos, espalda y columna. Esto te permitirá desarrollar una mejor postura para evitar contracturas y malestares y tus brazos serán más ágiles y fuertes.

5 posiciones de brazos de danza clásica  

1. Primera

  • Coloca los brazos en forma redondeada en las articulaciones de los codos y de las muñecas.
  • Sube los brazos hasta la altura del ombligo con las palmas hacia arriba.
  • Coloca el dedo pulgar dentro de la palma de tu mano.
  • Mantén la posición desde el hombro al codo mediante la tensión de los músculos del brazo.
  • En todo momento debes mantener los hombros bajos y las manos deben continuar la línea de los brazos.
  • Mantén la postura durante 15 segundos y descansa. Repite 2 veces.

2. Segunda

  • Abre los brazos hacia los costados levemente debajo de la altura de los hombros.
  • Arquea apenas los codos que deben estar apuntando hacia atrás y no hacia abajo.
  • El antebrazo debe estar al mismo nivel que el codo.
  • Mantén la posición con la tensión de los músculos de la parte superior del brazo.
  • No alces los hombros.
  • Conserva la posición durante 15 segundos y repite 2 veces.

3. Tercera

  • Coloca un brazo como en la primera posición y otro como en la segunda. Es decir, un brazo redondeado hacia adelante a la altura del ombligo y el otro brazo extendido hacia el costado del cuerpo, con el codo levemente flexionado.
  • No levantes lo hombros.
  • Mantén la posición durante 15 segundos. Realiza 3 repeticiones.

4. Cuarta

  1. Coloca un brazo como en la primera posición (redondeado hacia adelante, a la altura del ombligo).
  2. El otro brazo debe estar elevado hacia arriba, también redondeado, por el costado del cuerpo y el codo apenas flexionado en línea con el oído.
  3. Mantén la posición durante 15 segundos y repite 3 veces.

5. Quinta

  • Coloca ambos brazos redondeados hacia arriba, sobre la cabeza, formando un óvalo.
  • Alinea los codos con las orejas y mantén los hombros bajos.
  • Fija esta posición durante 15 segundos y repite 3 veces.

Para tener en cuenta

  • Realiza estos ejercicios manteniendo la columna derecha y elevando el cuello como si alguien te sostuviera del pelo.
  • A medida que los realices sentirás que trabajan tus brazos, omóplatos, cuello, columna y abdominales.
  • Es conveniente que hagas la rutina frente a un espejo para poder corregir la postura.
¡Anímate! Incorpora la danza clásica a tu rutina de entrenamiento.

*Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Comentarios