5 plantas repelentes de insectos, fáciles de cultivar

37.0K
5 plantas repelentes de insectos, fáciles de cultivar
37.0K

5 plantas repelentes de insectos, fáciles de cultivar

Puedes cultivar estas plantas fácilmente en casa o en jardín. Tienen propiedades repelentes naturales contra los insectos, basadas en su olor principalmente.

Si puedes tenerlas a mano, tendrás para preparar tu spray repelente totalmente natural, sin químicos como el N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET) que no sólo mata a los mosquitos, sino que al ser un veneno también nos afecta a nosotros mismos, lentamente, sobre todo a los niños que tienen un sistema inmune más vulnerable a este tipo de compuestos.

Aquí tienes info de cada una de ellas, para darte una idea de dónde puedes ubicarlas, por su tamaño y para saber dónde se desarrollan mejor.

1. Ageratum es un género de alrededor de 60 especies de hierbas tropicales anuales o perennes americanas, perteneciente a la familia Asteraceae.

Ageratum

Las Ageratum emiten un olor que los mosquitos encuentran particularmente ofensivo. Segregan un compuesto llamado cumarina, usado en muchos repelentes naturales de mosquitos.

Suele ser una planta anual ornamental de unos 60 centímetros de alto, fácilmente reconocible por sus flores azules intensas, aunque hay variedades más raras que llegan hasta el rosa o el morado. Sobrevive en sol directo o parcial, y no requiere muchos cuidados ni un suelo especialmente rico en abonos. Suelen ponerse en rocallas.

Sus hojas pueden espachurrarse un poco para intensificar el olor, pero no es recomendable untarlas en la piel por que puede ser irritante.

2. Caléndula nativa de la región mediterránea y el Asia Menor.

Caléndula

Comúnmente son plantas ornamentales por la calidez de sus flores, son plantas anuales muy resistentes, con un olor muy particular que los mosquitos encuentran particularmente ofensivo. Las caléndulas contienen Piretrina, otro componente muy usado en repelentes de mosquitos naturales.

Prefieren la luz solar directa e intensa y un suelo razonablemente fértil. Aunque se pueden plantar desde semillas, las plantas ya crecidas no son caras en absoluto y son muy fáciles de conseguir. Incluso una vez plantada, aunque sea anual, se replantará a si misma si las condiciones del suelo son favorables. Las plantas ya establecidas deberían clarearse, y las flores cortadas regularmente para obtener una floración intensa y regular. Caléndulas en maceta pueden ponerse cerca de las entradas, ventanas y cualquier posible ingreso de insectos. El olor deberá evitar que los insectos quieran entrar, pero cuidado con ponerlas dentro de la casa, porque su olor puede atraer a las avispas.

Las caléndulas repelen muchas de las plagas de los tomates, así que si tienes un huerto puedes plantarla entre ellos.

3. Nepeta Cataria menta de gato, menta gatuna, albahaca de gatos, gatera, gataria y nébeda.

menta de gato

Según un estudio de la Universidad de Iowa de 2010, esta planta es diez veces más potente que el químico DEET, aunque no saben aún exactamente qué es lo que tiene la planta que irrita y repele tan efectivamente a los insectos.

Es una planta pariente de las mentas comunes, muy fácil de cultivar, y se cultiva mucho con fines comerciales para gatos, repelentes de insectos y aromática para jardines, También suele crecer espontáneamente en el campo, de ahí su facilidad de manejo.

La hierba de gatos actuará por sí sola si estás cercana a ella, puedes aun así frotar las hojas contra tu piel o incluso un aceite preparado de sus hojas. Pero cuidado los que tengan gatos como mascota, porque reaccionarán exactamente igual que con la planta, así que seguramente ellos prefieran una alternativa repelente.

4. Cymbopogon (Citronela) Té de limón, pasto de limón, limoncillo, lemongrass, pasto citronella, zacate de limón, hierbalimón, yerbalimón, malojillo, limonaria, cedrón pasto.

citronella

Es el ingrediente más usado para hacer repelentes de mosquitos. Tiene un olor muy fuerte y particular que enmascara el olor de las víctimas de los mosquitos, haciendo que para ellos seas más difícil de encontrar. Se usa incluso en velas con esencia, pequeñas antorchas, plantas con “esencia de citronela”. La planta viva es más efectiva porque tiene un aroma más potente y fresco. Es una planta perenne, del tipo hierba de pasto que puede crecer hasta los 180cm de alto. Se puede plantar en el suelo directamente en climas donde las heladas no ocurren. Si la quieres usar en jardinería decorativa, es mejor usarla “de fondo” detrás de flores y pequeños arbustos. En climas más frios se pueden manejar en grandes macetas, mejor con ruedas para poder meterlas dentro de casa cuando haga falta.

En los viveros normalmente venden la citronela pequeñita y en macetas, lista para transplantar en una maceta más grande o en el suelo. Una vez establecida, se puede separar en primavera un trozo del mocho principal a otro lugar o maceta para que cree un nuevo arbusto de citronela. Las plantas de citronela están consideradas de poco mantenimiento, como la mayoría de las hierbas/pastos, y se desarrollarán mejor en luz directa y suelos bien drenados. Aplicaciones periódicas de abonos naturales a principios de primavera (sólo una vez al año) asegurarán una planta vigorosa. Cuando la consigas, asegúrate que sea la variedad Cybopogon Nardus o Citronella Winterianus.

5. Mentha longifolia también conocida como menta de caballo, es una especie de la familia de las Labiadas.

90-201_FL

La menta de caballo es una planta perenne muy adaptable que repele los mosquitos al mismo nivel que la citronella. Tiene un intenso aroma parecido al incienso que confunde a los mosquitos enmascarando el olor de sus victimas. Crece muy rápido, no le importa estar a la sombra y resiste sequías. Es capaz de alcanzar hasta los 90cm de alto incluso en suelos muy secos y arenosos, hasta en condiciones salinas, por lo que es normal encontrársela en costas y playas. Sus semillas pueden ser plantadas en almácigos para un transplante posterior o se pueden plantar directamente en el suelo en verano tardío en clima más frío.

Las plantas maduras se pueden dividir en primavera y otoño para esquejarlas directamente en sus lugares definitivos. En climas frios se pueden poner en macetas en el interior de las casas.

Sus hojas se pueden secar para hacer infusiones, y sus flores atraerán muchas abejas y mariposas a tu jardín.

Fuente:

http://www.ideasverdes.es/

Comentarios