5 pasos para ser un ciudadano sustentable

Compartir
5 pasos para ser un ciudadano sustentable

Hace 25 años, más de 1700 científicos escribieron un documento en el que advirtieron los riesgos del calentamiento global. Desde esa época ya era considerado una realidad; aunque no se hablaba tanto sobre él como ahora y había cierta esperanza en el futuro del mundo. Las señales eran claras; por eso dijeron que debíamos reducir la destrucción ambiental para sobrevivir como especie.  


¿Qué pasó después? 

[Lee también: Consejos para combatir el cambio climático desde tu hogar]


Pictoline

Tristemente, el tiempo nos llevó por un mal camino y no solo hicimos caso omiso a las recomendaciones de estos científicos, aumentamos nuestra capacidad para destruir el ambiente. Estos años son clave para disminuir nuestra huella en el planeta y dejar que la naturaleza renazca donde nosotros hemos hecho más daño.  

Todos somos parte del cambio, por lo que también deberíamos ser ciudadanos sustentables, personas que promuevan valores ecológicos y sociales que nos permitan sobrevivir como especie. Según la lista de propuestas para el desarrollo sustentable de la UNESCO, para 2030 se espera que todos seamos “ciudadanos sustentables” y eso implica lo siguiente:    

1. Estilo de vida sustentable

estilo de vida

Dejar atrás el consumismo que ha caracterizado a los últimos dos siglos es elemental para nuestra supervivencia. Ésta es una de las metas más difíciles, pues todos debemos entender que a pesar de vivir en una sociedad capitalista, nuestras elecciones de consumo pueden ser responsables y conscientes. 

Debemos reducir la cantidad de basura y crear impacto ambiental cuantificable para evitar que la temperatura global aumente 3 grados y entonces realmente estemos perdidos como especie.   

2. Derechos Humanos

derechos humanos

Cuando la religión estaba unida con el Estado, la Biblia era la forma en que la moral, la dignidad y los derechos se gestaban. Hoy, en un ambiente liberal, cada persona tiene una serie de derechos que deben ser respetados.

A pesar de que el concepto de derechos humanos lleva décadas existiendo, aún son muchos los lugares en los que las personas no tienen poder sobre su cuerpo o decisiones, además de otros en los que realmente viven en condiciones similares a la esclavitud.   

3. Equidad de género

equidad

De la mano de los derechos humanos, 2017 es un año muy triste para la equidad de género, pues parece que si vemos en retrospectiva, hemos dado pasos hacia atrás y no hacia delante. Aún hay buenas noticias: hace unos días Australia votó para legalizar el matrimonio igualitario y en muchos lugares se está luchando por los derechos de la comunidad LGBTTIQ. Sin embargo, los feminicidios parecen aumentar y como ciudadanos sustentables es nuestro derecho levantar la voz y exigir equidad de género.  

4. Promoción de una cultura de paz y no violencia

marcha

Se ha demostrado que a pesar de las guerras y asesinatos que existen en la actualidad, en realidad la tasa de mortalidad ha bajado. Aunque puede sonar como una buena noticia, es importante no dejar de prestar atención a esto y seguir promoviendo una cultura de paz y no violencia que cambie la situación en el futuro.   

5. Ciudadanía global

ciudadano

Las fronteras son líneas imaginarias que la historia ha demostrado que siempre se mueven. Pero por primera vez nos encontramos con tales facilidades de movilización que lo más lógico es apoyar la ciudadanía global. Dejar que la gente sea libre de moverse de acuerdo a sus intereses, capacidades y metas.  

Esto implica cambios importantes, que el gobierno, industria y ciudadanía deben atender desde sus trincheras. El planeta está en peligro y no queda tiempo para plantear nuevas soluciones, debemos buscar la forma de que todos seamos ciudadanos globales y podamos salir adelante juntos.

Fuentes:
Comentarios