5 formas de diferenciar los chocolates saludables de los que te hacen mal

Compartir
5 formas de diferenciar los chocolates saludables de los que te hacen mal

Aunque al día de hoy el chocolate es con frecuencia catalogado como un enemigo de la buena salud, esto en realidad no es cierto. El chocolate no engorda, no causa acné y no es malo. De hecho, el cacao está considerado como un súper alimento.


Pero algo en lo que sí es cierto que debes ser muy cuidadoso es con el tipo de chocolate que consumes. Algunos chocolates que compramos en las tiendas están hechos casi en su totalidad de agua, azúcar y algún aditivo que no resulta para nada saludable. ¿Cómo saber qué tipo de chocolate comprar la próxima vez? Estos son algunos de los indicadores a tomar en cuenta.

[Lee también:  Esto es lo que están demostrando los rusos incendiando chocolates]


1. Asegúrate de que tenga un alto porcentaje de cacao

Un chocolate completamente saludable es aquel que contiene un 100% de cacao, mientras menos cacao contenga, más azúcar lleva, volviéndose menos saludable. La próxima vez que compres chocolate, asegúrate de que este contenga al menos un 60 o 70% de cacao puro.

2. Pocos ingredientes

Estos productos procesados suelen ser ricos en ingredientes que desconocemos por completo, por eso es importante estar seguros de lo que estamos consumiendo. Cuando estés a punto de comerte un chocolate, lee las etiquetas. Evita los chocolates que tengan como ingredientes grasas total o parcialmente hidrogenadas, o ingredientes de los que nunca has escuchado.

3. El endulzado

Los mejores endulzantes son los naturales, como el azúcar de mascabo, el xilitol, la stevia, el azúcar integral orgánica, el néctar de coco, el azúcar de coco o la miel. Y mantente alejado de los chocolates endulzados con jarabe de maíz de alta fructosa, agave o edulcorantes artificiales como sucralosa o aspartamo.

[Lee también:  Falsos chocolates deberán indicar en la etiqueta que "solo son barras de grasa"]

4. Orgánico es mejor

Si tiene el sello de orgánico en él, cómpralo. Esto significa que fue hecho sin destruir el medio ambiente ni ser sometido a químicos desconocidos.

5. Bean-to-bar

¿Qué es eso? Pues se trata de un método de elaboración a partir del grano del cacao. Así los productores pueden controlar tanto el proceso de elaboración como la calidad. Esto quiere decir que el chocolate fue hecho por la misma persona que lo cultivó y que reconocería sus notas y su sabor, haciéndolo mucho más confiable que los chocolates hechos por máquinas. 

[Lee también:  Estas buenas noticias sobre el chocolate podrían darte una sorpresa]

Ya tienes una mejor idea de qué chocolate adquirir la próxima vez. Y recuerda que puedes comer chocolate con frecuencia, contiene beneficios inimaginables e incontables, pero para que hagan su efecto debes estar seguro de lo que consumes.

Fuente:
Etiquetas: chocolate
Comentarios