5 desayunos fáciles, rápidos y saludables que te llenarán de energía el resto del día

Compartir
5 desayunos fáciles, rápidos y saludables que te llenarán de energía el resto del día

A veces es fácil caer en la rutina cuando se trata del desayuno. Nos acostumbramos a comer el mismo pan tostado o cereal y nos olvidamos de que hay un mundo de posibilidades divertidas y saludables que nos toman solo un poco de preparación la noche anterior o unos minutos más por la mañana.


Estas 5 opciones son rápidas, fáciles y muy saludables, para que empieces el día con el pie derecho y lo aproveches al máximo.

Pan tostado y aguacate

El aguacate es cremoso y nos da la sensación de estar lleno, lo que lo hace una opción genial para acompañar nuestro pan tostado matutino. Además, es una excelente fuente de grasa monosaturada y vitamina E, así como fibra soluble y distintos minerales como hierro y potasio.

Algunas opciones son aguacate con granos mexicanos, huevos escalfados o tomate.

Cereal con lo que quieras

Un clásico de los desayunos apurados. Sin embargo, las versiones empaquetadas que compramos en el supermercado por lo general vienen repletas de azúcar, conservantes y colorantes que no te hacen ningún bien. Una opción un poco más trabajada pero mucho más gratificante es una especie de do it yourelf: compra los ingredientes naturales por separado y combínalos como más te guste.

Algunas opciones son el salvado de trigo (fibra), avena (carbohidratos) y frutas secos con un alto valor nutritivo como nueces y semillas.

[Podría interesarte: Receta para reducir la grasa del estómago en el desayuno]

Gachas de avena

Las gachas de avena o porridge son bastante populares en países como Estados Unidos e Inglaterra porque son muy económicos, rápidos de hacer y nos dejan satisfechos. La avena es considerada por muchos como una “supercomida” a pesar de que no la vemos en ninguna de las listas: reduce nuestra presión arterial, reduce el colesterol malo y muchos estudios la vinculan con vidas más largas y sanas.

Para darle variedad y sabor sin perder en salud, puedes agregar bananas, canela, cerezas, manzanas cortadas y mucho más.

[Artículo relacionado: 7 bebidas que te ayudarán a bajar de peso si las tomas antes de ir a dormir]

Huevos

Otro súper clásico de los desayunos al que le puedes dar un giro interesante para añadir sabores sin sacrificar nutrición. Están repletos de proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos.

Algunas opciones saludables son huevos escalfados acompañados con brócoli y tomates, o un omelette con hongos y albahaca. Son muchas posibilidades.

Hay algo curioso sobre el desayuno y los huevos: en cientos de países son el desayuno más normal, pero en otros tantos, se ven como algo asqueroso para ese momento del día. El mejor ejemplo de cuán culturales son los hábitos alimenticios.

Preparados de la noche anterior

Esto funciona particularmente bien cuando haces preparados de frutas y avena, lo guardas en el refrigerador y te despiertas frente a un desayuno instantáneo cargado de nutrientes que puedes llevarte al trabajo o comerlo de inmediato.

Si bien la mañana no siempre es la hora en la que nos sentimos precisamente con ganas de liberar nuestro chef interno, dedicarle algo de tiempo al desayuno puede cargarnos de energía y nutrientes para el resto del día, y no necesariamente requiere que preparemos una comida completa.

Fuente:
Etiquetas: comida sana
Comentarios