5 cosas que tal vez no sabías del orgasmo

Compartir
5 cosas que tal vez no sabías del orgasmo

El orgasmo es uno de los misterios más antiguos de la humanidad. Siempre presente, ha sido víctima del silencio, el tabú y la condena, sobre todo en el caso de las mujeres. Pero esta época, que lucha por ser una nueva ilustración, debería romper con las barreras que en el pasado nos llevaron a condenar actos naturales.  


[Lee también:  10 cosas que siempre has querido saber sobre sexo y nunca te has atrevido a preguntar]

Incluso pensar que el orgasmo solo tiene una finalidad placentera es caer en prejuicios. Se ha demostrado que el orgasmo femenino, si bien tiene una finalidad placentera en el presente, antes estuvo ligado al apareamiento. Y que tenía que ver con aumentos hormonales de los que dependió la evolución de la humanidad. Así que es mejor conocer estos datos antes de juzgar.  


1. Si eres mujer, es mejor durante tu período

orgasmo

Tal vez es por la cuestión evolutiva, pero durante el ciclo menstrual, el cuerpo tiene cambios hormonales que afectan el sueño, el hambre y la libido. Es por eso que el incremento de flujo sanguíneo hace que los genitales sean más sensibles y ayuda a incrementar el placer al momento de tener un orgasmo.   

[Lee también:  8 cosas que deberías saber sobre la masturbación femenina]


2. Los orgasmos múltiples son reales

orgasmo

Aunque para mucha gente es un mito, los orgasmos múltiples pueden llegar en cualquier momento. A diferencia de los hombres, las mujeres no tienen un momento refractario, lo que significa que después de un orgasmo no regresan al estado de libido anterior, sino que pueden acumular el sentimiento de placer. Sin embargo también se ha demostrado que los hombres, aunque en menor medida, también pueden tener orgasmo múltiples.   

3. Se puede llegar al orgasmo de otra forma

orgasmo

La estimulación genital se considera la única forma de alcanzar el orgasmo, pero se ha demostrado que se puede llegar a él a través del contacto físico en otras partes del cuerpo. Por ejemplo, los pezones son áreas extremadamente sensibles que han demostrado que también pueden ser la fuente de un orgasmo.   

4. Sueños húmedos

Aunque siempre se refiere a los hombres, sobre todo a los que están pasando por la adolescencia, existe evidencia de que las mujeres también pueden tener orgasmos mientras duermen. Otro aspecto de eso es que la eyaculación femenina, que no tiene que acompañar a cada orgasmo, es muy similar a la del hombre.

5. Hay alimentos que influyen

mano orgasmo

La forma en que comemos puede cambiar el sentido de nuestros orgasmos. Las propiedades alimenticias de ciertos alimentos son capaces de incrementar o disminuir la sensación del orgasmos. A diferencia de lo que se cree, no se trata de comida afrodisíaca exótica (que nunca deberías consumir, mucho menos si pone en peligro a la especie), sino de la sandía, el ajo, algunos mariscos o el chocolate amargo.  

El orgasmo es una cuestión natural, se encuentra en muchas especies (el delfín también tiene sexo por placer) y no debería ser desacreditado por cuestiones sociales o religiosas. El amor al cuerpo debe ser reconsiderado en una época en la que se busca regresar a otras anticuadas y peligrosas ideas.

Fuentes:
Etiquetas: orgasmo, sexo, sexo y salud
Comentarios