4 remedios naturales contra la fatiga

Compartir
4 remedios naturales contra la fatiga

Muchas veces la fatiga, ese sentimiento de cansancio que parece no quitarse por nada, es un síntoma de algo más. Puede tratarse de un síntoma de depresión, artritis, enfermedades cardiovasculares, problemas de tiroides o apnea. Sin embargo, también puede ser una enfermedad en sí, por eso es tan difícil entenderla, sin embargo, luchar contra ella es parte de nuestra naturaleza humana. Se han buscado remedios naturales contra la fatiga desde el origen de la historia. 


 ¿Qué hemos conseguido con quedarnos en cama cuando tenemos obligaciones por hacer? No nos referimos a esos domingos en los que no hacemos nada voluntariamente, esos días pueden ser perfectos y necesarios, hablamos de esos días en los que la alarma suena y aunque nuestra mente comienza a recordar todos los pendientes urgentes, nuestro cuerpo parece inmóvil y no actuamos hasta que es demasiado tarde.  


pintura fatiga

La fatiga puede ser física, que es la más común y la que nos dice que debemos descansar un poco más, pero también existe la fatiga emocional y esa es la que realmente puede quedarse con nosotros por mucho tiempo. Recuerda la importancia de verificar si tu fatiga es causada por otra enfermedad, pero mientras tanto también puedes intentar luchar contra ella con estos remedios naturales contra la fatiga.

Actívate

fatiga ejercicio

La fatiga nos convierte en caracoles. Lo que podríamos hacer en unos minutos lo alargamos por horas y el cansancio es tal que la palabra ejercicio nos provoca pavor. Ese es el enemigo más grande a vencer, pues uno de los remedios más fuertes contra la fatiga es ejercitar el cuerpo. Despierta y no se te ocurra posponer el despertador, si es necesario, antes de dormir ponlo del otro lado de la habitación o en el baño para que te obligue a levantarte para apagarlo.  

Si ya estás fuera de tu cama, lávate la cara y actívate, ponte unos zapatos para correr y no importa si no puedes correr cinco kilómetros diarios, comienza poco a poco, pero no pares. Los primeros días serán difíciles, pero el tratamiento a largo plazo te ayudará más de lo que crees.  


Descansa

fatiga descansar

No es contradictorio con el primer punto, pero en lugar de dormir más cuando debes trabajar y quedarte en cama posponiendo todo, debes usar tus horas de sueño para descansar al máximo, así como el tiempo que te des para relajarte. Cambia tu rutina en casa. Si tienes una pantalla en tu cuarto, sácala y usa la cama sólo para dormir. Cena ligero y una o dos horas antes de acostarte para no tener un sueño incómodo e incluso evitar reflujo u otros problemas.  

En lugar de ver televisión, lee una novela antes de dormir, esto estimulará tus sueños y descanso, además de relajar tu cuerpo y no exponerlo al brillo de la pantalla que puede afectar tu descanso. Se trata de tener un descanso total y no dormir a medias. Por otra parte, para vencer la fatiga emocional es indispensable que durante el día tengas tiempo para ti.

Dicen que dos horas que dediques sólo a ti son perfectas, pero en estos tiempos somos afortunados si llegamos a tener sólo media hora, lo importante es que si tienes 30 o 10 minutos para ti, los administres para relajarte de la forma en que tú lo decidas.  

Aliméntate

fatiga comida

En su libro “Saber comer”, Michael Pollan da 64 reglas para comer de manera inteligente. Realmente deberías leer cada una de sus reglas para descubrir la mejor manera de alimentar a tu cuerpo de forma sana, ética y realista. Sin embargo una de las más importantes dice:  

“Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”
  

El desayuno es lo más importante, la comida debe ser suficiente para darnos energía el resto del día y la cena simplemente debe darte las calorías para pasar la noche tumbado en tu cama. En esa misma regla Pollan dice que después de almorzar te eches una siesta y después de cenar vayas a dar una vuelta.  

fatiga agua

La fatiga se combate por esos frentes, pero también puede tratarse de problemas en tu organismo. Si no notas cambios con estos remedios naturales contra la fatiga, tienes que saber que a veces la falta de potasio provoca fatiga y como el cuerpo no produce ese mineral, necesitamos ayuda extra. No suena delicioso, pero poner una papa en una jarra con agua y dejarla toda la noche nos dará una bebida rica en potasio que nos ayudará poco a poco.  

Cítricos, jugos naturales, tés y más son otras formas de darle a nuestro cuerpo justo lo que necesita para mejorar. La fatiga se roba más tiempo del que creemos, pero un día que te levantas y haces más en un par de horas de lo que antes hacías en todo el día te demostrará la importancia de siempre ir en contra de ella.

Fuentes:
Comentarios