4 molestias nocturnas que pueden ser señal de un tabique desviado

Compartir
4 molestias nocturnas que pueden ser señal de un tabique desviado

Tener el tabique desviado puede ser un problema común, al que no se le preste la suficiente atención. Es que como los síntomas de esta problemática no son extremos, podemos dejarlos siempre en un segundo lugar.


Sin embargo, si tienes el tabique desviado puedes sufrir muchos malestares que reducen tu calidad de vida casi sin que te des cuenta. Es que los más relevantes suelen suceder de noche, algunos incluso cuando ya estamos dormidos.

Prestarles atención es muy importante, y si descubres que tienes todos los síntomas, te recomendamos recurrir a una consulta médica para solucionar el problema (y empezar a descansar mejor).

tabique desviado

1. Dificultad para respirar por la nariz

Es el síntoma clásico del tabique desviado. Si tienes este problema, seguramente te cueste mucho respirar por la nariz, e incluso más de un lado que del otro.

Aunque en este caso el síntoma se da en todo momento, puede ser más notorio por la noche, por la posición horizontal.

2. Problemas de sueño

Esta dificultad para respirar por la nariz provocará que resulte más difícil conciliar el sueño por la noche. Es que, para empezar, quienes tienen la cavidad nasal bloqueada deben respirar por la boca.

Dormir toda la noche respirando por la boca genera, a su vez, sequedad en la garganta. Esa molestia permanente cada noche puede provocar serios trastornos de sueño. No sólo insomnio, sino falta de descanso a pesar de dormir muchas horas.

[También te puede interesar leer: Las 5 estrategias más efectivas para desestresarse y dormir como un bebé] 

tabique desviado

3. Ronquidos

Otra consecuencia natural de tener el tabique desviado son los ronquidos. Estos ocurren cuando algo impide que el aire fluya libremente a través de la boca y la nariz. Cuando respiras por la noche, las paredes de la garganta vibran, provocando el sonido de los ronquidos.

Si los conductos nasales están bloqueados, será el propio tabique el que impida el libre paso del aire, provocando los ronquidos. Por eso, es uno de los síntomas más comunes de tabique desviado.


tabique desviado

4. Sinusitis

Aunque la sinusitis está presente en cualquier momento, es especialmente molesta por las noches. Consiste en la inflamación de los senos paranasales a causa de una infección.

Las personas con tabique desviado tienen muchas más posibilidades de contraer sinusitis, y este es otro factor que puede alterar notablemente su descanso.

Los síntomas de la sinusitis pueden incluir fiebre, debilidad, fatiga, tos y congestión. Como así también puede haber drenaje de mucosidad en la parte posterior de la garganta, llamada goteo retronasal.

[También te puede interesar leer: Cómo tratar la sinusitis de manera natural]

Si tienes todos estos síntomas, puedes tener el tabique desviado. No te preocupes, a menos que la desviación sea demasiado grande, un médico no sugerirá una cirugía. En cambio, es posible que te indique cómo reducir los incómodos síntomas.

Por eso, la consulta con el médico es fundamental para mejorar tu nivel de vida.


Fuentes:
Etiquetas: nariz, respirar, tabique
Comentarios