4 ejercicios fáciles para alinear la columna y aliviar tensiones

Compartir
4 ejercicios fáciles para alinear la columna y aliviar tensiones

La columna es el eje más importante de nuestro cuerpo físico; gracias a ella tenemos estabilidad, movilidad y resistencia.


Pero, las malas posturas, el estrés, o la falta de movilidad pueden generar dolores o tensiones, cervicales, dorsales, de articulaciones, lumbares, etc. Piensa que la espalda, que está recorrida en su interior por la columna, está formada por 33 vértebras, músculos y ligamentos que conectan todo nuestro cuerpo por dentro.

Precisamente porque somos un "todo", el yoga puede darnos la clave para volver a recuperar el equilibrio, ya que es el arte del equilibrio personal y la armonía espiritual. Por eso, la palabra  "Yoga" significa "unión": primero con uno y luego con el Universo que nos rodea. Alinear la columna garantiza movimientos más efectivos, una postura correcta, y la ausencia de dolores, tensiones y lesiones. Si estiramos los músculos y el tejido conectivo de los músculos de la columna ayudaremos a mejorar la flexibilidad y la capacidad de movimiento de la columna, previniendo futuros problemas, y manteniendo nuestro cuerpo en eje.

En esta nota podrás conocer de la mano de los profesionales de la Escuela de Hatha Yoga Dinamico algunos ejercicios fáciles que podrás aplicar en tu casa y con muy poco tiempo, para volver a alinear la columna y poner en equilibrio tu cuerpo físico. "Esto lo que nos proporciona es una refrescante sensación de vitalidad y optimismo, que naciendo desde nuestro propio cuerpo, contagia nuestra psique y estado anímico, como así nuestra mente y los pensamientos", señalan desde la Escuela.

1. Flexión simple de columna 

Siéntate sobre tus talones y pon las palmas de tus manos sobre los muslos. Inhalando flexiona la columna hacia delante expandiendo el pecho, con los hombros relajados y la cabeza alineada hacia delante. Al exhalar, relaja la columna hacia atrás, creando una leve curva en forma de "C". 
Piensa que cada vez que inhalas, el aire recorre toda toda tu columna vertebral.  Repite esto al ritmo de tu respiración.

Desde esta misma postura también puedes realizar giros laterales que te ayudarán a activar la parte superior de la columna. Para eso, y mirando hacia el frente, pon tus manos en los hombros, con el pulgar hacia atrás y el resto de los dedos hacia delante. Inhala profundamente y exhalando rota hacia la derecha desde el torso, dejando la cadera fija. Repite hacia el otro lado, y mantén siempre los codos paralelos al suelo, a la altura de tus hombros. 

Nota: este ejercicio también puedes hacerlo de pie. 

2. Estiramiento de cuello

Siéntate relajado con la columna erguida. Inhala profundo y al exhalar deja caer suavemente la cabeza hacia un hombro. Con el brazo de esa mismo lado ejerce una leve presión hacia abajo. Repite hacia el otro lado.

También puedes, con la mirada hacia el frente rotar la cabeza hacia adelante y los lados, muy lentamente como si quisieras dibujar un pequeño círculo con tu barbilla. Hazlo primero para un lado y luego hacia el otro. 

3. Levantamiento de hombros 

Aunque te parezca muy sencillo, el levantamiento de hombros relaja la parte superior de la espalda y disminuye la tensión en los hombros. Para hacerlo solo tienes que inhalar y levantar los hombros hacia arriba, como si quisieras despegarlos de la espalda, y luego, al exhalar, bajarlos lentamente. 

4. Torso erguido

Esta postura se conoce como Dandasana y para realizarla solo debes sentarte en el suelo con las piernas paralelas, bien estiradas, y el torso erguido. Pon tus manos a cada lado de la cadera en línea recta debajo de los hombros, con los dedos en dirección a tus pies. Inhala y exhala en esta postura. 

Esto te ayudará a mejorar la postura, extender hombros, abrir el pecho y alinear la columna. 

¿Ves? ¡Hacer yoga no tiene por qué ser tan complicado! 

"Las prácticas de Yoga que se dan en la Escuela de Hatha Yoga Dinamico, tienen como objetivo primordial en su aspecto concreto, transmitir a los alumnos que ellos tienen la capacidad de lograr un aumento en su bienestar, tranquilidad mental y liberación de tensiones, que acompañan una mejora física, sin importar la edad. Teniendo en cuenta que con el compromiso de una constante práctica, gradualmente abrirán el camino del autoconocimiento. Como se suele decir: `Sin prisa, pero sin Pausa´", señalan desde la Escuela invitando a todos a que conozcan sus clases e integren el yoga a sus vidas. 

Fuentes:
Etiquetas: columna, yoga
Comentarios