3 técnicas para oxigenar tu cerebro y pensar mejor

Compartir
3 técnicas para oxigenar tu cerebro y pensar mejor

Oxigenar tu cerebro no es solo salud física. Te ayuda a tomar decisiones más rápidas, congruentes y en resumen, más sabias. Y es que el cerebro es en sí, el motor de nuestro cuerpo sin el cuál nada tendría sentido.


En la novela Ensayo sobre la ceguera de José Saramago, uno de los personajes intenta explicar cómo es el cerebro y no los ojos lo que nos deja ciegos: “los ojos no son más que unas lentes, como un objetivo, es el cerebro quien realmente ve, igual que en una película la imagen aparece, y si esos canales se han atascado, como dice aquí el señor, Eso es lo mismo que un carburador, si la gasolina no consigue llegar, el motor no trabaja y el coche no anda”.  


ojo viendo

 Por eso hay que mantener nuestro motor afinado y con gasolina todo el tiempo. La alimentación es importante, pero hay muchas otras cosas que lo hacen respirar y funcionar al máximo.

Estos son unos ejemplos que te dirán cómo oxigenar tu cerebro de forma productiva.  Si los pones en práctica te volverás más asertivo, pensarás mejor tus estrategias y tomarás más rápido las decisiones.

Yoga

yoga

Yoga es mente, cuerpo y alma. La respiración es fundamental, pero una de las maneras de oxigenar el cerebro es con el consejo de Maryan Rojas.

Según ella, este es el mejor ejercicio para tal fin:

1. Debes sentarte y poner tu dedo gordo de la mano tapando tu fosa nasal derecha y el dedo anula debe tapar tu fosa nasal izquierda.   Inhala dejando tu fosa nasal izquierda libre y sostén la respiración por cinco segundos.
2. Después tapa esa fosa nasal y descubre la derecha para exhalar, sostén la respiración otros cinco segundos e inhala por esa misma cavidad.
3. Repite ese ejercicio mínimo diez veces. Lo mejor de todo es que el ejercicio libera el estrés, aumenta tu capacidad pulmonar, limpia tu sistema nervioso y te ayuda a mantener la calma.  

Correr

correr cerebro

Caminar funciona para la gente de la tercera edad y si no estás en condición, trotar también sirve. Sin embargo, correr hace que tu cerebro necesite más oxígeno y tu cuerpo se obliga a cumplir la misión. Al principio puede ser desgastante y tedioso, pero si cuidas tu respiración y lo haces de forma constante, pronto te darás cuenta que incluso puedes entrar en un estado de relajación en el que tu cuerpo y mente están más conectados que nunca.  

Meditar

meditar

La meditación es más difícil de lo que parece. Así como hablábamos de que al correr puedes entrar en un trance, meditar busca liberar al cerebro y hacer que dejes de pensar, que mantengas tu mente en blanco, de nuevo, se trata de un trance. Aquí puedes ver cómo comenzar a meditar y ten por seguro que al poco tiempo los resultados serán visibles.  

Dicen que al levantarte y respirar o al mantenerte equilibrado con sólo un pie en el piso puedes oxigenar tu cerebro, pero los tres métodos antes mencionados son mucho más confiables. Recuerda que la alimentación siempre es la base de todo bienestar físico, por lo que no debes dejar de alimentarte de la mejor manera posible y prueba estos alimentos para oxigenar el cerebro que complementarán a la perfección estos ejercicios.

[También puedes leer: esto es lo que le pasa a tu cerebro si comienzas a meditar]

Fuentes:
Comentarios