3 curiosidades sobre el sexo en el reino animal

Compartir
3 curiosidades sobre el sexo en el reino animal

Como bien sabrás, hay una sola cosa que une a cualquier especie en cualquier rincón del planeta: la búsqueda por perpetuar la especie. Por eso, el sexo en el reino animal es una necesidad básica para evitar la extinción.


Sin embargo, las maneras de lograr la perpetuación de la especie son de lo más diversas. No en todos los casos es tan sencillo como “óvulo + espermatozoide”.

[También te puede interesar leer: Hermosas fotografías de mamás del mundo animal esperando a sus crías]

La naturaleza está llena de cosas asombrosas, y estas curiosidades relacionadas con el sexo en el reino animal te lo dejarán más que claro.


1. Apuñalar y drogar

sexo en el reino animal

El título parece cosa de un policial, pero la verdad, es que es el resumen de la forma de copular de un molusco marino llamado Siphopteron.

Estos animalitos de mar son hermafroditas, lo que quiere decir que todos son al mismo tiempo hembra y macho. ¿Cómo deciden, a la hora de copular, cuál de los dos cumplirá cada rol?

Pues bien, cuando dos de estos moluscos se encuentran, antes del sexo, se entrelazan como en un largo abrazo. Todo va muy bien, hasta que ambos intentan apuñalar al otro en la cabeza, con un apéndice que tienen en el pene.

¿Qué? Pues sí. El que consigue clavarle el pene en la cabeza a su pareja/adversario le inyecta, también, una droga. Esta sustancia cambia al otro animal, le hace perder el apetito sexual y se dejará fecundar mansamente.

"En resumen: las babosas de mar apuñalan a sus parejas y las drogan para someterlas", resume la genetista Aoife McLysaght, del Trinity College de Dublín, en Irlanda.

2. Canibalismo post sexual

sexo en el reino animal

Las hembras de arañas de espalda roja son conocidas dentro de las curiosidades del sexo en el reino animal por una causa perturbadora. Es que hacen gala del canibalismo postcoital.

Como puedes imaginar por su nombre, estas arañas matan a los machos después de que estos las fecundan.

Esto no trae como consecuencia que los machos de la especie no quieran tener sexo. Al contrario, dan lo mejor de sí en la relación sexual, pues puede que sea la única de su vida. Lo que el macho hace en el primer intento es agrupar todos sus órganos en el interior de su cuerpo, lejos de las fauces de la hembra y formando con el resto de su abdomen una especie de cinturón protector.

Eso le permite, aun estando herido, hacer un segundo intento para fecundarla. Y entonces sí, muere. "Pero muere habiendo sido lo más eficiente posible, reproductivamente hablando", reflexiona la bióloga Carin Bondar, experta en el tema.

[También puede interesarte leer: 10 animales dorados que vale la pena ver]

3. La clonación también funciona

sexo en el reino animal

Bueno, no hay que creer que sólo es posible la reproducción a través del sexo en el reino animal. Algunas especies han logrado deshacerse por completo del “problema” de tener relaciones carnales para reproducirse.

Por ejemplo, uno gusanos diminutos llamados bdelloidea, consiguen reproducirse a través de la clonación. Pueden vivir en cualquier zona en la que haya un poco de agua, aunque sea temporal.

Estos insectos se reproducen por medio de la clonación, y son todas hembras, copias exactas de la madre. Así es que todas las hijas son idénticas a ella, y entre sí.

Esto, dicen los expertos, es el doble de eficiente que producir descendientes machos y hembras, ya que estas pueden invertir toda la energía que obtienen de la alimentación en poner huevos.

Lo malo de este proceso, es que la especie se va indefectiblemente debilitando, porque las copias tienen las mismas virtudes pero también las mismas debilidades. No hay evolución posible.

[También te puede interesar: Fue nombrado “El caballo más hermoso del mundo”. Pero lo que descubrieron sobre su pelaje sorprende a todos]

¿Qué te pareció? ¿Conocías alguna de estas curiosidades?

Fuentes:
BBC
Comentarios