3 beneficios que puede traerte a tu vida abrazar a un árbol

Gandhi decía que “La naturaleza proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada ser humano”, y la ciencia busca comprobarlo una y otra vez.

Se viene desarrollando una terapia que ha ayudado a muchas personas, pero que puede parecer un tanto descabellada. Se trata de… ¡abrazar árboles!        
 

Más allá de las creencias ancestrales, distintas investigaciones científicas han buscado hacerse un lugar en estas exploraciones. El economista y emprendedor Matthew Silverstone, a raíz de la enfermedad de su hijo, decidió invertir su dinero en indagaciones para demostrar que la medicina y la ciencia tradicional tenían ciertas falencias por su carácter rígido.
     
Escribió el libro “Blinded with Science” (Cegado por ciencia), y descubrió la magia terapéutica de la madre tierra. Su hijo mejoró de salud y muchos de los tratamientos que tuvo que vivir son ejemplos concretos de lo que pudo develar acerca de la relación entre medicina y ciencia. 
         
En su libro se refiere a hacer terapia con árboles: se trata de verlos, tocarlos, abrazarlos y por qué no… amarlos. A continuación, te compartimos 3 de los beneficios más importantes que esta experiencia puede aportar a tu salud.  

1.  Altera la frecuencia vibratoria       

Los árboles, al emitir ondas vibratorias como cualquier otro átomo que compone el universo, generan efectos en el plano fisiológico del ser humano. El tacto es un choque vibratorio, es decir, transferencia de energía. En el libro de Silverstone se hace referencia a un estudio especial en niños que prueba que, tanto la parte emocional como la cognitiva, se ven potenciadas de forma positiva al abrazar árboles.    

2. Mejora el funcionamiento del cerebro

Fuente: El Coca vívelo, árbol Ceibo ubicado en el Yasuní, Ecuador

Está comprobado que estar en espacios abiertos hace bien a la psiquis humana. Profundizando más, el oxígeno que producen los árboles y las plantas (iones negativos) estimula los procesos vitales como la transmisión de oxígeno en todo el cuerpo.  

La posibilidad de oxigenar más el cerebro mejora su rendimiento, tanto para el aprendizaje, como para incrementar la creatividad. La naturaleza regala sus beneficios por doquier.    


3. Es terapia pura

Fuente: National Geographic, árbol llamado Cedro Azul Llorón, en Francia

Según los estudios realizados por Silverstone, abrazar árboles incluso tiene efectos para las personas con Trastorno de Hiperactividad por Déficit de Atención (ADD, por sus siglas en inglés), quienes pueden tener tendencia a padecer depresión, estrés, ansiedad y dolores de cabeza. ¿Por qué? El consumo de iones negativos de oxígeno permite que la circulación sanguínea sea estimulada; por lo tanto, que el oxígeno recorra tus órganos y te relajes.  

 Según el Instituto Nacional de cáncer en Estados Unidos, la Naturoterapia se define como el sistema de prevención de enfermedades que también sirve como tratamiento, pero evita el uso de medicamentos y cirugía. La Naturoterapia se basa en el uso de sustancias naturales como el aire, el agua, la luz, el calor y el masaje para ayudar al cuerpo a curarse. También usa productos herbarios, nutrición, acupuntura y aromatoterapia como formas de tratamiento.

Por otro lado, muchas culturas y filosofías como la budista tibetana o la práctica de Yoga también otorgan un lugar esencial a esta experiencia dentro de sus actividades.

Abrazar árboles es una nueva terapia, divertida, original y de bajo costo…   ¿Qué estás esperando?

   

 Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.






Etiquetas: