29 de diciembre: El propósito del día para transformar tu vida

Uno de los propósitos de la mayoría de las personas, cada año, es viajar más. Hay quienes ven en los viajes un escape, otros lo consideran un estilo de vida que les abre los ojos en cada ciudad y país que pisan. Viajar es moverse entre las personas, cambiar de ritmo y latitud para usar lo externo y nutrir lo interno, viajar es vivir. 

Sin embargo, no todo es color de rosa en el mundo de los viajes, la idea de que nos transportemos miles de kilómetros en cuestión de horas fue un sueño durante miles de años y ahora que es una realidad muchos desconocen las consecuencias. Por eso el propósito de este día es no viajar en avión si se puede evitar, o en otras palabras, hacer lo posible para reducir la huella de carbono de nuestros viajes.

29 de diciembre: Planifica tus viajes para que tengan menos impacto ambiental

Los viajes en avión producen cerca del 2 % del efecto invernadero a nivel mundial, y aunque la cifra parece mínima, en la industria del transporte contamina mucho más que la naval o automovilística. Según un estudio de The Guardian, los países más ricos son los que más contaminan debido a que la gente rica es la que viaja constantemente de un país a otro por razones de negocios, sin embargo, no podemos negar que el turismo también genera un impacto negativo desde el momento en que abordamos el avión. 

Alternativas

Si nuestro plan es volar a China no podemos hacer mucho al respecto. A pesar de que los vuelos trasatlánticos son los menos verdes, parecen ser un mal necesario. Por otro lado, si existe una forma de viajar en camión o automovil, podrías intentarlo. 

Cruceros

Aunque han sido relegados a una forma muy específica de turismo, viajar en barco todavía es viable. Existen cruceros para todo tipo de personas, desde lo que son tranquilos y la gente realmente se relaja en el mar mientras llegan a algún destino, hasta los que implican vivir en una fiesta flotante durante días. 

Viajar compensando tu huella de carbono

Debido a la imposibilidad de reducir la huella de carbono durante los viajes, muchas aerolíneas se han asociado con ONG's responsables de neutralizar esa huella. Por ejemplo, MyClimate calcula la huella de carbono emitida por cada persona al volar y lo compensa de distintas maneras. Al subir el precio del boleto de avión, la tarifa extra es usada sólo para actividades sustentables que neutralicen la huella de carbono del pasajero. 

CO2Cero es una empresa latinoamericana que hace algo parecido. Toma datos de las empresas y calcula la huella de carbono de empresas y personas para neutralizarla plantando árboles. Una rama de la empresa se dedica a investigar la cantidad de combustible y el gasto energético de los vuelos para compensarlos con árboles plantados. 

Cada día publicaremos un nuevo propósito que te enseñará a ser más sustentable. Son acciones que puedes adoptar por un día o unos meses, pero cambiarán tu vida para siempre.

Fuentes:
Etiquetas: