10 síntomas de leucemia que son silenciosos y por eso se pasan por alto

La leucemia es un tipo de cáncer que se produce en la médula ósea. Allí es donde se producen los glóbulos blancos (leucocitos) que son los encargados de combatir infecciones y otras sustancias extrañas.

La leucemia lleva a un aumento incontrolable de la cantidad de leucocitos. Por eso “leucemia” significa “sangre blanca”.

La enfermedad impide que se produzcan glóbulos rojos, plaquetas y leucocitos saludables. Entonces, se pueden presentar síntomas potencialmente mortales a medida que disminuyen las células sanguíneas normales.

El mayor problema de la leucemia es que es una enfermedad silenciosa. Es decir, que no tiene demasiados síntomas visibles, que permitan su detección temprana. Sin embargo, son muchas las pequeñas señales que pueden ir apareciendo.

Estas son 10 de ellas. Si presentas todos los síntomas, o muchos de ellos, deberías consultar con un especialista. En verdad pueden ser también síntomas de una enfermedad completamente diferente, pero de todos modos indican que algo no está bien. De cualquier modo, también pueden no aparecer en todas las personas enfermas. Los controles habituales con los médicos siempre son necesarios.

1. Piel pálida

Debido a que se reducen las células sanas de la sangre, se puede sufrir anemia, y como consecuencia visible de ella acentuarse la palidez de la piel.

2. Fatiga constante

Es otro síntoma natural de la anemia, y por lo tanto, puede hablar de una enfermedad sanguínea.

Si durante días e incluso semanas se siente un cansancio extremo, sobre todo que no desaparece luego de descansar correctamente, entonces el cuerpo está queriendo comunicar que algo no anda bien.

3. Lesión sin motivo

La aparición de moretones y marcas, incluso por golpes muy pequeños puede deberse a una baja en la cantidad de trombocitos en la sangre, lo cual puede estar causado por algún tipo de leucemia.

4. Heridas que tardan en curar

Relacionado con el síntoma anterior, otra cosa que se puede notar en estos casos es que las heridas tardan más de lo normal en cicatrizar.

5. Petequias

Las petequias son pequeños puntos rojos en la piel, que se deben a la fragilidad de los capilares de la piel. Las petequias se generan porque los capilares se rompen, derramando pequeñas cantidades de sangre, que forman esos puntos rojos.

Es normal que aparezcan petequias a causas de ciertos esfuerzos, pero si aparecen sin razón aparente y en personas que nunca habían tenido, puede ser un síntoma de leucemia.

6. Inflamación y sangrado de encías

Una de los primeros síntomas en los que se fijan los médicos que sospechan de leucemia. Te puedes dar cuenta por incomodidad en las encías, o molestias. Puede incluir sangrado.

7. Pérdida de apetito

La pérdida repentina del apetito o “saciedad rápida” puede deberse a la inflamación del bazo. Es que al estar hinchado, da rápidamente la sensación de haber comido demasiado.

8. Dolor de estómago

Otro síntoma generado por la inflamación del bazo es la molestia o dolor en el lado izquierdo superior del estómago.

El dolor puede ser muy agudo, y ante este síntoma se recomienda recurrir a un especialista.

9. Fiebre sin motivos

1 de cada 4 pacientes con leucemia tiene fiebre alta, que aparece sin motivos aparentes. Por otro lado, también es común la fiebre subfebril (alrededor de 37°) constante, que es síntoma no de infección sino de un sistema inmunológico debilitado.

10. Ganglios inflamados

Cualquier inflamación sospechosa en alguna parte del cuerpo debe ser motivo de consulta médica.

Especialmente los ganglios inflamados (ubicados principalmente en las axilas, cuello y las áreas de la ingle) pueden ser síntoma de leucemia o linfoma.

[También te puede interesar leer: 8 señales para detectar de forma temprana el linfoma que pueden salvarte si las conoces]

Recuerda que todos estos síntomas son solo indicadores, pero que la realidad es que la leucemia es una enfermedad silenciosa. Si tienes todos o muchos de los síntomas, un médico debería verte de inmediato.

Si no tienes los síntomas, no olvides hacerte los controles médicos de rutina con la frecuencia que tu médico de cabecera sugiera, para estar tranquilo.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 

Fuentes:
Etiquetas: