10 sencillos consejos para mantenerse sano

Compartir
10 sencillos consejos para mantenerse sano

Hace unos meses, vi una conferencia vía Youtube de Pedro Ródenas, tiene una extensa carrera y se pueden destacar muchísimos logros a lo largo de su trayectoria profesional, entre otras cosas es médico naturópata y desde luego todos y cada uno de los consejos que da no tienen desperdicio. Aquí podéis conocer un poco más acerca de su formación, artículos publicados, vídeos y en general información de interés acerca de la medicina integral.
Como ya he dicho vi este vídeo hace unos meses y desde luego, cambió bastante la concepción de salud que había tenido hasta el momento. No soy experta en el tema, simplemente soy una aficionada a la que le gusta informarse, investigar y aplicar lo que veo y considero que puedo obtener beneficios.

Según mi concepción, me encanta la forma en la que la medicina natural se deja llevar un poco por el sentido común y utiliza medios del "medio", valga la redundancia, utiliza recursos tales como dieta, agua, ejercicio, plantas medicinales y en general la naturaleza; a la vez, me resulta MUY curioso como, a pesar de que utiliza recursos "al alcance de todos" no sea tan conocida como la medicina convencional o, en muchos casos, la gente siga prefiriendo esta última, planteo una duda que me surge:

 ¿Será por falta de información o la sobreinformación hace que nos decantemos por la convencional por tal de no "calentarnos la cabeza? A pesar de ello, si es verdad que muchas personas recurren a remedios más "naturales".

Dicho esto, paso a comentar y transcribir muchos de los puntos que destaca Pedro. Creo que todos deberíamos al menos escucharlos y luego ya, como dice él, hacer lo que nos diera la gana, haciendo pequeños cambios en nuestro día a día se pueden obtener resultados muy positivos.

Pedro Ródenas, comienza la conferencia argumentando que muy raramente los médicos dan consejos de salud, se limitan más bien a "curar" y centrarse propiamente en la enfermedad, de esta manera, los médicos solo atienden pacientes enfermos cuando la sanidad en realidad tiene tiene 3 funciones: prevenir curar y mantener, de esta manera, nos encontramos muchos médicos especialistas en enfermedades pero no recibimos información adecuada de lo que significa e implica realmente "salud".

De esta manera, Pedro plantea que la medicina tiene que dar un cambio radical para tratar aspectos relacionados con la salud. Entre otras cosas, no debería seccionarse la medicina en especialidades sino que debería tenerse un visión global de la misma, así no encontraríamos especialistas en el aparato urinario, especialista en huesos, cardiólogo, etc, etc...Y para exponer esto deja un ejemplo muy claro y que me parece muy acertado: "se considera un éxito que te curen las rodillas aunque te hayan destrozado el estómago", por eso, es claro que la visión global de la medicina no convencional como puede ser la naturista no está incorporada en la medicina convencional y eso es un error bastante común.

SALUD = MANERA DE VIVIR

Teniendo en mente esa visión global de la salud, no habrá una prevención específica para la diabetes, el cáncer o la mala circulación, por supuesto que existen ciertos alimentos o hábitos algo más "específicos" pero es más bien el conjunto de una serie de hábitos y costumbres que hacen que podamos estar sanos o enfermos y que sirven para todo tipo de patologías.

 Plantea también, y me parece una idea muy interesante porque deposita en nosotros la responsabilidad de cuidarnos, la idea de que nacemos con un capital de salud y lo debemos administrar, así podemos hacer buenas o malas inversiones para conservarla a través de diversos factores. Nuestra forma de alimentarnos, respirar, tolerancia, sentido del humor…TODO depende básicamente de nosotros, por eso, lo que esté al menos a nuestra alcance debemos tratar de manejarlo de alguna manera.

"¿Esto quiere decir que somos culpables de lo que nos pasa? Pensemos si dependiera del vecino…efectivamente estaríamos TODOS perdidos" Y no le falta razón. El hecho de que nuestra salud, dependa en gran parte de nosotros mismos y sea resultado de nuestros actos nos da un gran poder y hace que cambiar las cosas y recuperar lo que hemos perdido modificando nuestros hábitos de vida.

Teniendo en cuenta que somos en gran parte dueños de nuestra salud, da a conocer 10 sencillos consejos que podemos llevar a cabo en nuestro día a día y que pueden hacernos mejorar muy positivamente:

1- Ser ordenado.

No implica que siempre debamos ser iguales y metódicos, si no tener un cierto orden en nuestras rutinas ya que el orden externo transmite al orden interno. Ordenando nuestros hábitos nos da la sensación de que dominamos alguna manera la situación y nos da un "chute" de autoestima. Pedro plantea dos ordenes importantes en nuestra vida: horarios de comida y horarios de reposo. En cuanto a la comida, plantea que se tenga una rutina y continuidad horaria en la ingestión de alimentos, desayuno, comida y cena deberían hacerse a la misma hora dentro de lo posible siempre que se pueda. En cuanto al descanso, debería ser de un promedio de 8 horas ya que durante el reposo es cuando se recupera la energía gastada durante el día. En conclusión, se deberían intentar marcar biorritmos.

"Cada mañana cuando nos levantamos es como si escribiéramos una pagina en blanco, hay que construir una realidad, la realidad no existe, cada uno la construye a su manera. (Psicología constructivista). Es como un bebedor que entra a un bar y se fija en las bebidas alcohólicas, el ludópata se fija en las máquinas, al que le gusta hablar va directo hacia los amigos, el ligón se fija en las chicas…cada uno construye la realidad a su manera y según sus “ojos”."  

    2- Hidroterapia matinal

     Para mejorar la elasticidad vascular, propone que, nada más levantarnos, nos demos una ducha de agua caliente. Utilizar un guante de crin y hacer una frotación por todo el organismo para activar la circulación, exfoliar y movilizar la grasa. Después de la ducha y cepillado terminar la ducha siempre con agua fría. Empezar por las piernas que es el pinto mas distal del corazón de esta manera la impresión es mínima, los brazos, retenemos la respiración y para finalizar cuerpo y espalda, si no podemos o no lo aguantamos nos quedamos únicamente con las extremidades (brazos y piernas) al fin y al cabo el cuerpo es un circuito cerrado que si la sangre corre por piernas y brazos también lo hace por el resto del cuerpo pero si lo hacemos todo mejor.

    Pedro pone un símil para el cuerpo, es como si se tratara de un río. En un río donde el agua es corriente, pocas veces se estanca o tiene problemas, con el organismo ocurre lo mismo, por eso hay que hacer trabajar de alguna manera nuestro cuerpo y someterlo a ciertos cambios para que vaya acostumbrando y habituándose.
    Esta ducha con final de agua fría facilita que el contraste frío/calor estimule la elasticidad vascular y prepare al cuerpo para cambios de temperatura, de esta manera, entre otros beneficios, se previenen más fácilmente los resfriados.
    No debemos asustarnos ni tener miedo a coger una pulmonía, el médico naturópata destaca que el agua fría no va a suponer ningún problema siempre que se eche sobre un cuerpo caliente, de esta manera habrá más capacidad de respuesta, es una sensación muy positiva que nos llena de vitalidad y energía.

    3- Evitar hábitos tóxicos

    Tabaco, alcohol, cafeína, teína,… evitar en la medida de lo posible.
    Pedro plantea que si se quieren tomar puntualmente no hay ningún problema, el problema viene cuando lo convertimos en un hábito diario. Estas cosas, originariamente eran rituales, es decir, se realizaban en encuentros para compartir compartir cosas, sin embargo, la sociedad de consumo ha convertido esos rituales en hábitos que ni si quiera se valoran ya y, en muchas ocasiones, se tratan de rituales esclavizados.

    El tabaco plantea que cuanto menos mejor y con el alcohol sucede lo mismo.
    Si nos apetece una copa de vino de manera puntual o en una celebración estupendo, pero no convertirlo en un hábito.
    Con el café existe la creencia de que nos da energía y los mismo ocurre con todos los estimulantes, sin embargo, no es así, en realidad funcionan haciéndonos consumir la energía que tenemos de reserva y acumulada. Es como si estuviéramos cabalgando un caballo que el pobrecito no puede más, sacamos el látigo y le hacemos continuar.
    Además, estos estimulantes tienen las mismas características que una droga: provocan adicción y síndrome de abstinencia. No es raro encontrar a personas que durante el fin de semana padecen dolor de cabeza y lo achacan a "que no toman café durante los fines de semana" y creen que en realidad es el café quien les quita ese dolor cuando en realidad ese malestar es propio de ese "mono" que sin saberlo, está haciendo de las suyas. Ni qué decir estimulantes tales como Redbull y demás no nos benefician en absoluto.

    4- Ejercicio y actividad física diaria

    Somos animales no sedentarios, necesitamos movernos, estar activos, en definitiva es necesaria la actividad física regular regular, mucho mejor al aire libre si se puede. Sacar nuestro perro a pasear, ir en bicicleta, andar descalzo por la playa, montaña...cualquier actividad es bienvenida siempre que implique movimiento y dejar atrás el sofá.

    También relacionado con la actividad física hay que hacer mención a la respiración. Esta es necesaria para obtener el oxigeno imprescindible, sin embargo, muchas veces respiramos sin ni siquiera darnos cuenta cómo, por lo tanto una respiración correcta es igualmente importante.

    5- Cuidar la dieta

     Pedro plantea un concepto muy interesante en referencia a la alimentación: alimentarse significa incorporar trozos de sol a nuestro organismo ya que no podemos hacer la función clorofílica, por lo tanto, el sol se deposita en las plantas y nosotros vamos a las plantas para obtener esos nutrientes.
    Por eso, la medicina naturista hace mucho hincapié en vegetales y crudos. Por una parte los vegetales porque son los que almacenan el sol sin intermediarios. Por otra, destaca los alimentos crudos porque proporcionan energía sin haber sido alterada, es decir, los alimentos están dotados de una energía que posee un "orden", al cocinarlos, esa energía se descompone o ve alterada; comiéndolo a través de un animal tampoco obtenemos los alimentos como tal por lo que cuanto más introduzcamos alimentos vegetales y crudos en nuestra dieta, mejor.

    Destaca que hay cosas que deberíamos comer cada día y que tendrían que estar siempre presente en nuestros platos: fruta, verdura (mejor cruda), cereales (mejor integrales) frutos secos y legumbres. Por otra parte, hay otros alimentos que no deberían tomarse más de dos veces por semana: huevos, lácteos, carne y pescado, los embutidos, mariscos y vísceras deberían tomarse como algo excepcional.

    Los que recomienda no tocar son los productos refinados. El azúcar dice que es un producto químico detrás del cual hay muchos procesos. La caña de azúcar, en un primer lugar se tritura y se obtiene la melaza, que contiene todas las propiedades. Esa melaza se cristaliza con un proceso mecánico y se hace el azúcar moreno, a partir de ahí es todo química, desaparecen todas las vitaminas y se queda en sacarosa…azúcar refinado y todos los productos de los que se derivan de ahí por lo que tomar la melaza en su estado original sería lo ideal.

    Aforismo hindú: el mundo mineral nutre al vegetal y el vegetal al animal

    En cuanto a la sal, dice que teóricamente no la necesitamos ya que los alimentos llevan por si mismos sales orgánicas suficientes para nuestro organismo.

    6-Beber suficiente
    Puesto que somos ¾ partes liquido deberíamos ir reponiendo líquidos a lo largo del día. Este dato está muy en relación a la dieta ya que una dieta muy hidratada ya aporta mucho líquido, por lo tanto, si ingerimos cantidad suficiente de frutas y verduras nuestra ingesta diferirá de una persona que no tiene una dieta rica en esos productos.

    Sin embargo, hay que tener cuidado con esto. La causa de muchos problemas digestivos, como puede ser la hinchazón de vientre, a veces tiene que ver con el hecho de comer durante la comida por una razón muy lógica: en el estómago existen unos fermentos digestivos que intentan descomponer los alimentos que ingerimos. Si a esos fermentos, le añadimos grandes cantidades de líquido, esos fermentos quedan diluidos, por lo tanto, el organismo que es muy inteligente, envía señales de producción de más fermentos y ácidos, lo que podría ser una de las causas de la molesta acidez tras la comida.
    Otro hecho que muchas veces obviamos es que la saliva tiene una función digestiva y sirve para ayudar a la comida a mezclarse. Esto quiere decir que al estómago debería llegar ya una pasta para de alguna manera "agilizar el trabajo", sin embargo, no siempre es así por los motivos que sean, entre otros hablar mientras comemos, que nos falten piezas dentales, comer rápido, etc,...

      El caso es, que si queremos beber, debería ser poca cantidad y medio vaso a pequeños sorbos para mezclar la comida pero que no haga función ni de dilución ni de arrastre.
     Igual que tomar justo después de las comidas algún brebaje para “hacer la digestión” lo que hace en realidad es empeorar y diluir los fermentos que ayudan a descomponer la comida, sin embargo, una tacita pequeña estaría bien tomada a pequeños sorbos.
    Sin olvidar que la ingesta de líquidos no es sólo a través del agua, sino también a través de zumos naturales, infusiones, caldos y en general una dieta fresca e hidratada.


    7- Tiempo para el ocio

    Pedro plantea que no somos robots que comemos trabajamos y dormimos, somos seres que tenemos proyectos vitales y necesitamos hobbies para disfrutar nuestro día a día.
    Es imprescindible tener un espacio personal para poder recuperar energía, energía emocional que no se recupera solo durmiendo. Esto debería introducirse en nuestra rutina diaria de una manera regular y asidua. Al igual que tenemos horarios para comer, de ir al trabajo y dormir, deberíamos anotar en nuestra agenda actividades para nosotros mismos que nos resulten gratificantes y positivas, sean del tipo que sean.

    8-Saber compartir

    Llegar a un equilibrio entre lo que somos capaces de dar y lo que somos capaces de recibir, de lo contrario, nos sentiremos frustrados. Se tener un equilibrio al igual que el saber hablar y escuchar. Son cosas esenciales para mantener la salud y fundamentales en las relaciones intra e interpersonales.

    9-Flexibilidad mental

    Las ideas rígidas son falsas porque en la naturaleza no hay nada rígido, todo es cambiante y variable debemos estar dispuestos a escuchar a los demás pensando que igual tienen razón. Tal vez tras escucharlos lleguemos a la conclusión de que igual no pero tenemos que partir de esa idea.
    No hemos de defender nuestras ideas sin de alguna forma nutrirlas y enriquecerlas con las aportaciones de los demás, eso, al fin y al cabo, también pasa por la salud.

    10- Respetar el entorno

    El entorno y nosotros somos la misma cosa, el ser humano deberían ser los grandes cuidadores porque esa es la forma de mantener nuestra salud y la que nos rodea, si no lo cuidamos nos perjudicamos a nosotros mismos.

    Es mejor que formemos parte de la solución que no del problema, no podemos quedar imparciales ante esos hechos y determinadas situaciones por lo tanto tener cierto grado de compromiso nos da de alguna manera el poder de poder cambiar las cosas, al menos en nuestro entorno más cercano.


    Espero que hayáis disfrutado leyendo la entrada, a mi desde luego se me hizo muy corta su charla y merece la pena escucharla. Me gusta mucho, como dice Pedro, escuchar analizar y aplicarme a mi misma lo que creo que me pueden aportar cosas positivas y desde luego, sus consejos no son en vano, sentía la necesidad de compartirlos y darlos a conocer de alguna manera.


    Comentarios