10 paradojas del día a día que son ciertas

Compartir
10 paradojas del día a día que son ciertas

La vida no es más que una serie de contradicciones que hacemos y pensamos hasta que morimos, por eso bien podríamos decir que la vida es una paradoja. ¿Cuántas veces no hemos seguido un camino lógico hasta que notamos que la verdad se encuentra en su contradicción?  


Una paradoja es una figura retórica que consiste en la utilización de expresiones que envuelven una contradicción. Siendo esto así, podemos encontrar paradojas sobre la vida en el espacio exterior y el por qué los extraterrestres no nos encuentran, pero sin duda, algunas de las paradojas más importantes y sorprendentes son esas que vivimos todos los días.  


Mira los mejores videos de La Bioguía

dinero

“Eres tan pobre que lo único que tienes es dinero”

La paradoja del dinero se vive casi todos los días y en todo el mundo. Creemos que conseguir más dinero nos asegurará de por vida y por fin seremos felices. Claro que puedes lograr pagar las cuentas, tener un seguro de vida y de gastos médicos mayores y menores para ti y tu familia, pero la verdadera felicidad (y riqueza) no llegara con eso.  

"Las personas que no saben confiar, no son de confianza"  

La inseguridad se refleja en la forma en que desconfiamos de otras personas. Hay gente que debido a su alto grado de inseguridad antes de dejar que la lastimen, lastima a otras personas sin que le hayan hecho algo.  

“Mientras más fallas, es más probable que tengas éxito”

 Es la perseverancia después de todo. No podemos esperar el éxito en la primera ocasión (sí sucede, pero eso es encontrar una aguja en un pajar). El verdadero camino al éxito está en fallar constantemente y aprender de cada error cometido.  

“Mientras más damos, más recibimos”  

Una de las enseñanzas en todas las escuelas desde que somos pequeños. Si tiene connotaciones religiosas, no importa, pues la realidad es esa, mientras más ayudas a otros, mientras más trabajas y mientras más amas, la ganancia siempre será mayor.  

hacer lo que da miedo

“Si algo te asusta tienes que hacerlo”

Los traumas son malos, pero mucha de la gente que se enfrenta a ellos termina por superarlos. Relacionado con una paradoja anterior, todos tememos al fracaso, pero sólo enfrentándolo llegaremos a tener éxito.

“Mientras más los quieras impresionar, menos impresionados estarán”  

En la escuela, el trabajo o la casa; ya sea con un auto nuevo, una casa más grande o la cuenta bancaria. Ni siquiera se limita a lo material, ¿realmente te impresionan las personas que presumen lo inteligentes que son?     

conocimiento

“Mientras más respuestas buscamos, encontramos más preguntas”

Lejos del pesimismo de “el que busca encuentra” (y termina su relación) está la paradoja del conocimiento. Los que son ávidos por aprender, se dan cuenta rápidamente de la triste situación a la que se enfrentaron, pues buscar una respuesta te genera diez preguntas nuevas y esas diez respuestas generan cien preguntas y así sucesivamente.  

“Mientras más le temas a la muerte, menos vivirás”  

Puedes encerrarte en una burbuja, pero de todos modos te vas a morir. No tienes que volverte loco y lanzarte de un wingsuit inmediatamente, pero si el miedo a la vida te deja encerrado en casa, nunca aprenderás lo que es vivir de verdad.  


conectados

“Mientras estamos más conectados, nos sentimos más aislados”

Una verdad digital. Los que tienen más de mil amigos en Facebook, publican todo el tiempo en sus cinco redes sociales favoritas, tienen dos celulares (personal y del trabajo) y responden los mails al minuto, seguramente tienen una vida social deteriorada. Aunque también están los que tienen una gran vida social, pero carecen de relaciones verdaderas aunque siempre estén rodeados de “amigos”.  

“Sufrimos mucho por lo que nos falta y gozamos poco de lo que tenemos”  

Estamos acostumbrados a querer más, a sentirnos presionados para buscar ese aumento, ese logro y esa medalla. En cuanto lo conseguimos nuestro horizonte se amplía y claro, esa es la visión del ganador, pero también es importante disfrutar las cosas que ya tenemos antes de comenzar a buscar más”.  

Las paradojas nos hacen ver lo simple y gracioso de la vida. Vivimos en la era de la razón a pesar de que muchas de las cosas que vivimos diario se contradicen, pero parece que esa es la naturaleza del ser humano.

Fuentes:
Comentarios