10 hábitos para contribuir al medio ambiente

Compartir
10 hábitos para contribuir al medio ambiente

Metáfora de la triste realidad de la situación del medio ambiente en la actualidad

Nuestro planeta cuenta con un maravilloso entorno para acogernos, presentando las condiciones únicas y extraordinarias que posee, dentro de las cuales, es posible la existencia no solo de la vida humana, sino de los otros millones de organismos vivos que cohabitan con ésta. Todos juntos disfrutamos, en líneas generales, de un lugar paradisiaco que hasta ahora,  no tiene competencia, pues ningún otro planeta que conozcamos, es tan excepcional, ésta es la principal razón por la que debemos tomarnos muy en serio, el cuidado de su medio ambiente. A continuación te presento 10 hábitos fundamentales para respetarlo;

1. Cambia la mentalidad del consumo excesivo o innecesario

Esto significa que, es importante analizar el por qué y para qué se compra un producto y no simplemente, dejarte llevar por la publicidad que éste presente, por muy atractiva que sea. Si realmente no lo necesitamos, es probable que termine siendo chatarra, desecho que cause daño al entorno, es importante entonces, analizar su utilidad para determinar de manera concienzuda si debes o no comprarlo. Igualmente hay quienes se ven impulsados a cambiar constantemente algún equipo o accesorio, aunque el que posean esté en perfectas condiciones, creando mayor cantidad de desechos y por lo tanto, perjudicando su entorno natural.


2. No utilices tu vehículo en exceso; hay alternativas (y cada vez más)

Los automóviles desprenden monóxido de carbono, altamente contaminante para la capa de ozono y como seguramente ya sabes, el exceso de carbono en la atmósfera contribuye al efecto invernadero. Por lo tanto, no utilices tu vehículo para todo, al recorrer distancias cortas utiliza medios de transporte sin combustible como la bicicleta, si no puedes dejar de utilizar tu coche porque vives muy lejos de todo, ofrece a tus vecinos compartirlo para que no usen todos los vehículos a la vez y haya menos expulsión de gases contaminantes. También puedes sumarte a la moda del transporte colaborativo. Estas iniciativas, aunque en las grandes ciudades del mundo han tenido una gran acogida, todavía existe cierto choque cultural (¿quién pensaría hace 20 años que lo normal sería meter a un desconocido (o varios) en el coche?) en algunos países que, afortunadamente, de forma progresiva, se va diluyendo.

3. Participa en programas de voluntariado ambiental

No te conformes únicamente con tratar de cambiar la mentalidad de tus familiares y amigos con respecto al cuidado de los espacios naturales, también puedes ser un activista ecológico, participando en programas de voluntariado ambiental, dentro de los cuales, se organizan actividades para limpiar, recuperar y resguardar espacios verdes, plantar árboles y clasificar desechos para su posterior reciclaje. No importa en qué ciudad del mundo vivas, seguro que existe alguna asociación ambiental que tiene ese propósito y que estará encantada de que te sumes a ellos.

4. Promueve y practica el ecoturismo

Esta práctica incluye respetar aquellos espacios que han sido catalogados como joyas naturales, dentro de los cuales, se tiene especial cuidado al visitarlos, para seguirlos preservando. Conocerlos, indagar sobre su importancia para la preservación del medio ambiente y deleitarse con sus paisajes, permitirá que mantengas una mentalidad ecologista de protección de los entornos naturales, asimismo, es importante que compartas este tipo de turismo con familiares y amigos a quienes puedas inculcarles la importancia de conservar nuestro medio ambiente, como el único hábitat realmente disponible en la actualidad.

5. Implementa la clasificación de los desechos

El reciclaje es un procedimiento industrial que convierte material ya usado en elementos aptos para ser usados nuevamente, la forma en que puedes ayudar a que esto ocurra, es clasificando tus propios desechos por ejemplo; papel, vidrio, aluminio, cartón.  Ayudas al medio ambiente evitando crear basura que perjudique al entorno, por eso es recomendable reusar todo lo posible los distintos materiales que tengas a la mano, pero cuando ya no los requieras, clasifícalos, infórmate a donde pueden ser llevados y contribuye a su reciclaje.

6. Lleva tu ropa a lavar en tintorerías ecológicas

En casa, usualmente las lavadoras convencionales si no se usan con prudencia solo consumen una gran cantidad de energía, agua y detergentes que pueden ser muy contaminantes. Las tintorerías, pero específicamente las tintorerías ecológicas, cuidan no solo tu ropa sino también, al medio ambiente, cuidando no perjudicarlo a través del uso de detergentes o químicos altamente contaminantes y promoviendo el lavado en húmedo, con el que se evitan los químicos utilizados para el lavado en seco que muchas tintorerías tradicionales realizan por su alto costo.

7. Aprovecha al máximo fuentes de energía no contaminante

Las pilas son elementos altamente contaminantes, por ello, al desecharlas debemos hacerlo tomando ciertas medidas, como clasificarlas dentro de los desechos tóxicos, de tal manera que, es aconsejable en caso de utilizar pilas, que éstas sean recargables para que las re-uses la mayor cantidad de veces posible. Asimismo, evita utilizar aparatos que no sean indispensables y en los que debas utilizar baterías, como lámparas, cepillos, entre otros, además recuerda que, la energía solar puede hoy, ser mejor aprovechada, utiliza aparatos cuya energía pueda provenir de este tipo de fuente, existen muchos en el mercado actual.

8. No despilfarres, piensa en los recursos vitales

El agua es de vital importancia para todos los seres vivos, en muchas zonas ya escasea, piensa en eso cada vez que debas usarla y cuando debas decidir las instalaciones de tu hogar, de esta forma puedes, por ejemplo, instalar un inodoro de doble descarga, con el cual no tienes que malgastar 10 litros de agua cada vez que bajes la palanca, sino la mitad de la carga. Igualmente, no derroches papel, en tu oficina o institución educativa, promueve el uso de ambas caras y luego recíclalo, recuerda que al año son talados miles de árboles para la elaboración del papel, causando un gran impacto ambiental.


9. Elimina o disminuye en gran medida el uso del plástico

Este material es altamente contaminante, muchas industrias prefieren utilizarlo para sus envases por el bajo costo que implica, pero es importante no apoyar esto, cambiando tales productos por los envasados en vidrio por ejemplo, de esta forma, las industrias cambiarán sus presentaciones, disminuyendo el perjuicio causado al medio ambiente, pues el plástico, tarda para biodegradarse aproximadamente 100 años y causa anualmente la muerte de miles de especies en el océano.

10. Evita el uso excesivo de la calefacción así como, de los aires acondicionados

Existen países donde el invierno es sumamente agresivo para la supervivencia humana, por lo que, es prácticamente fundamental contar con calefacción, sin embargo, no siempre es tan imprescindible. Con ciertas temperaturas bajas, puede mantenerse el calor con la ropa apropiada, abrigos, monos térmicos, guantes, de tal forma que, hay que ser concienzudo con respecto a esto. De igual manera, en temporada de verano, no hay que precipitarse al uso de aires acondicionados, si la temperatura no es en extremo alta, bien puede sobrellevarse con ropa ligera, duchas, paseos a la piscina o incluso, el uso del ventilador, que utiliza menos energía.  

¡Cada aporte cuenta!

Fuentes de información:
Más consejos: http://lamultidimensionalidad.blogspot.com/2009/10/25-consejos-para-ahorrar-y-respetar-el.html

Persona practicando el ecoturismo o turismo ecológico
Comentarios