10 de diciembre: El propósito del día para transformar tu vida

Compartir
10 de diciembre: El propósito del día para transformar tu vida
¡Nuevo!

Si nos sigues, ya llevas 10 días desafiándote con un nuevo propósito a la vez, haciendo un gesto pequeño a diario por ti mismo y por los demás.


Aunque no lo parezca, a largo plazo estos propósitos harán nuestra vida mucho más sencilla. Nos enseñan que no necesitamos mucho para ser felices y a veces incluso viendo cómo algo que nosotros creamos se transforma nos da una nueva visión de lo que hacemos en general.  

Por eso, si hemos logrado reducir la basura plástica que producimos, es hora de hacer algo con la orgánica. Es muy fácil ponerla en una bolsa y desechar todo lo que sea orgánico, pero hay algunas cosas que podemos guardar, llevar a nuestro jardín y transformar para hacer de ella compost.

10 de diciembre: Comienza un compost en tu casa  

No te asustes: no tienes que hacer, al principio, nada demasiado raro. Solo tomar algún recipiente vacío, ponerle un poco de tierra y comenzar a desechar tus orgánicos allí.  Si lo haces, la necesidad de aprender a tratar luego esos desechos surgirá sola.

También puedes recordar los desafíos anteriores:



compost

 Convertir los deshechos vegetales en un recurso natural útil sirve para mejorar el suelo en el que plantas cosas, por lo que si deseas comenzar un huerto urbano o simplemente plantar un rosal o un árbol, tu compost puede ser el primer ingrediente en una serie de tareas para embellecer tu hogar.  


huerto

Las frutas, verduras, hojas verdes, café, té y restos de comida son ricos en nitrógeno, esencial para hacer una compost perfecta. Al ser atacados por microorganismos del suelo se convierten en minerales, CO2, agua y humus. Su apariencia final es tierra negra y fresca, excelente para comenzar a plantar.  

Es importante que seas paciente con tu compost, que le des tiempo de trabajar y que seas constante. Puedes iniciarla hoy mismo. Lo mejor es que tengas un espacio específico para tu compost, ya sea en una caja de madera, creando un agujero en el suelo o incluso con un mosquitero. Al tener el espacio no olvides usar aserrín antes y después de poner los productos orgánicos para evitar parásitos y malos olores, y sobre todo, no olvides mover tu compost regularmente para permitir que los microorganismos respiren y hagan su trabajo.  

Pero... ¿Cómo se hace?

Aquí puedes aprender a hacer tu compost a la perfección.  Cada día publicaremos un nuevo propósito que te enseñará a ser más sustentable. Son acciones que puedes adoptar por un día, unos meses o toda la vida, pero que cambiarán tu vida para siempre.

Fuentes:
Etiquetas: compost, hogar, plantas
Comentarios