10 consejos para calefaccionar el hogar de forma ecológica y ahorrando dinero

23.2K
10 consejos para calefaccionar el hogar de forma ecológica y ahorrando dinero
23.2K

Cuando hablamos de calefacción pensamos en confort, pero en algunos climas extremos esto también puede tratarse de vida o muerte, ya que el mantener nuestra temperatura corporal es una de nuestras necesidades básicas. Por lo general, cuando de calefacción se trata, hablamos únicamente de estufas, desconociendo que la calefacción del hogar o de espacios habitados debe considerarse un sistema que contempla varios factores. En esta nota veremos algunos de ellos.


Estos sistemas eficientes pueden crearse desde el comienzo, pero también hay mucho que se puede hacer para mejorar sistemas ineficientes.  Si habitas un espacio que se ve afectado por una “mala calefacción” no te pierdas estos consejos que pueden ayudarte mucho.


Estufa a leña de Masa Térmica | Créditos: Lehm und Feuer, Alemania

Aislamiento:

Aislar nuestro hogar del frío exterior es sumamente importante a la hora de diseñar o adaptar nuestros diseños existentes para que consuman menos energía. Existen infinidad de materiales que podemos utilizar, que van desde los más efectivos como el Polietileno Expandido, pasando por la lana de vidrio, hasta los más económicos y no mucho menos eficientes como el cartón corrugado, los fardos de paja o el papel.

Cada material tiene sus particularidades, fortalezas y debilidades, así que debemos ubicarlos de forma estratégica para que perduren en el tiempo. La mayor pérdida de calor se da en las aberturas, es por eso que invertir en puertas y ventanas de calidad, por única vez, no resulta disparatado si reflexionamos en el ahorro a futuro de años de calefacción y por supuesto en el impacto ecológico.  Las paredes, techos y pisos también deben ser aislados, mejor desde el inicio, pero si tu casa ya está construida hay problema, siempre se puede mejorar y existen muchas alternativas que se pueden aplicar.

Eliminar chifletes:

Los "chifletes" o filtraciones de aire no deben ser subestimados, sobre todo en zonas ventosas, ya que cuando el aire exterior atraviesa las rendijas  se enfría aún más al pasar muy rápidamente por un espacio pequeño (ese principio puede utilizarse para elaborar un sistema de refrigeración ecológico). Lo adecuado en estos casos es obstruir estas pequeñas entradas a través de la colocación de burletes, que pueden ser comprados o también, con un poco de creatividad, se pueden reutilizar cartones, gomas y otros elementos. El cambio se siente de inmediato y es una solución que puedes aplicar fácilmente.

Estufas:

Describiremos algunas tecnologías sin entrar en mucho detalle.

  • Estufas a leña: Estas estufas van mucho más allá de las conocidas y muy difundidas Salamandras (regulares) y “hogares”, en mi opinión estas estufas no son las más recomendadas ya que consumen más de lo que aportan. No son eficientes y dejan ir rápidamente el calor al exterior sin aprovecharlo en donde lo necesitamos. 
  • Estufas de inercia:  Existen distintos modelos siendo las “Rusas” y “Rocket” las más conocidas, cada una de ellas tiene sus ventajas y características. La estufa Rocket es más versátil ya que nos aporta calor inmediato y el “excedente” se almacena en baterías térmicas, que toman formas de bancos, camas, etc. Este calor es liberado lentamente al ambiente y lo mantiene confortable aun cuando ya se haya apagado la llama, se le pueden agregar “campanas” que mejoran su rendimiento.
  • Estufas transportables:  Existen también pequeñas estufas a leña transportables y muy fáciles de hacer o adquirir. 
  • Estufas solares:  Como la palabra lo indica, su combustible principal es el sol, sumamente eficientes y las de menor impacto ambiental.

Estas son solo algunas, existen un sinfín de sistemas más, de lo más creativos. Si por tu tipo de vivienda solo podes usar una “tiro balanceado” o incluso una simple eléctrica, no desesperes, refuerza tu estrategia de ahorro haciendo lo que sí puedes hacer, anular chifletes por ejemplo. Para profundizar en el mundo de las estufas de fuego, puedes ingresar a: Mardelfuego.

Termografía por Testo Limited Blog

Sumar Baterías Térmicas:

Se trata básicamente de sumar muros, bancos, pisos, objetos, tanques de agua, etc. que sean capaces de acumular el calor producido por las estufas o el Sol para entregarlo lentamente. Existe diversidad de materiales que podemos utilizar siendo el agua, los ladrillos refractarios y las piedras las opciones más eficientes. Si son de colores oscuros o directamente negro, mucho mejor.

Calefaccionar lo necesario:

Está muy instalado dentro de nuestras costumbres calentar toda la casa, cuando en realidad pasamos periodos del día en solo algunos sectores de ella. Así que sectorizar, limitar y compartimentar el hogar es una gran estrategia, siendo muy interesante y recomendable que durante el día que usemos la estufa donde solemos pasar las horas y que el calor excedente se acumule en las habitaciones donde pasaremos la noche. Las estufas Rocket son ideales para esto.

Sol:

El Sol es nuestro mejor aliado y es sabido que una casa sana necesita de él, así que es muy importante dejarlo ingresar en
nuestro hogar la mayor cantidad de horas posibles en tiempos fríos. El sol directo calienta en el momento y todo aquel que podamos “capturar” a través de baterías puede ser liberado en los momentos en que este no esté presente.

Ventilación:

Nunca debemos olvidarnos que renovar el aire en ambientes calefaccionados es fundamental, que permitir el ingreso de aire fresco en la casa cada cierto tiempo es importante y que si utilizas estufas de combustión debes instalar las respectivas ventilaciones o “escapes” para evitar accidentes.

El calor del sol debe ser nuestra principal fuente de energía.

Humidificación:

Cuando hablamos de confort es importante lograr cierto grado de humedad en el ambiente, ya que si llegamos a un calor seco dentro del hogar corremos riesgos para la salud totalmente innecesarios y que afectan mucho más a los niños de temprana edad, como sucede con el “Falso Crup”, así que poner cuencos de barro o metal con agua arriba de la estufa ayudan a evitar estos inconvenientes y hasta podemos sumar hojas de Eucaliptus medicinal para lograr mejores efectos. Recomendamos leer sobre “Confort Higrotérmico”.

No abusar de la temperatura:

Es importante destacar que, en principio, en invierno es necesario el abrigo. La vestimenta sirve, entre otras cosas, para proteger nuestro cuerpo de la pérdida de calor. Por otra parte es recomendable que la temperatura en el hogar este entre 16 y 23 grados, para que el cambio de temperatura con el exterior no sea tan brusco.

Tecnología apropiada:

Por último... la mejor tecnología que podemos aplicar para ahorrar energía en la calefacción es llevar una vida sana, hacer ejercicio, tener una buena dieta y como ya mencionamos, abrigarse antes de pensar en prender la estufa. Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda para lograr el confort necesario en tu hogar y que puedas disfrutar el invierno.

Si tienes dudas, quieres saber cómo mejorar la calefacción de tu casa o necesitas asesoramiento personalizado, esperamos tus comentarios. Si quieres aprender más, puedes visitar nuestra "Escuela de Permacultura y Vida sustentable".en www.sendelacolina.com/aprende.

Por Martín Schmull

¡Un gran abrazo!

Fuente:
Comentarios