Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entretenimiento

10 claves de la educación japonesa que la convirtieron en la mejor del mundo

Siempre un paso adelante.

Entretenimiento

10 claves de la educación japonesa que la convirtieron en la mejor del mundo

Siempre un paso adelante.

Daniel Morales

25/10/2017

En Japón existe la -para nosotros rara- técnica o costumbre del inemuri, que es la de quedarse dormido en cualquier parte. En los trenes de alta velocidad, los subterráneos en Tokio, en los camiones y hasta las oficinas encuentras muchos oficinistas japoneses durmiendo y es que su trabajo es tan demandante que el poco tiempo libre lo necesitan para recargar energía.  

Y es que desde pequeños aprenden a hacer las cosas diferente a nosotros. Ellos viven con una disciplina que tiene raíces milenarias. Para ellos el honor y la tradición no son algo que forja su identidad nacional, sino son cosas que los forma individualmente. Su educación no los prepara para aprender y repetir, sino para analizar y relacionarse unos a otros.  

Japón

Estudian después de aprender a vivir

Los primeros años en la escuela no se enfocan en que aprendan la mayor cantidad de información. Todos sabemos que son años cruciales para la educación de un niño, pero lo que ahí hacen es formarlos como personas, por eso los japoneses tienen un sentido humanitario distinto al del resto del mundo. Primero es la persona y después la academia.  

Calendario escolar  

El año escolar en Japón empieza el primero de abril para coincidir con la floración de Sakura y darle un sentido más espiritual a un nuevo ciclo. Con tres trimestres al año, los alumnos japoneses tienen seis semanas de vacaciones en verano y dos en invierno.  

Hacen todo el trabajo de la escuela 

Es algo que se conoce en todo el mundo porque contrasta con lo que ocurre en todos los demás países: Las escuelas de Japón no tienen personal de limpieza. Los alumnos se encargan del mantenimiento y limpieza de sus salones y pasillos. Un grupo de 15 niños puede limpiar bastante rápido y así aprenden poco a poco la importancia de respetar el espacio público.  

Alimentación sana  

Aunque los programas nutricionales se han puesto en marcha en muchos países, Japón lo ha llevado más lejos y entre chefs y médicos deciden el alimento de las escuelas. Además, todos comen en su salón de clases junto a su profesor, reforzando los lazos entre ellos.  

Estudian todo el día

Este, quizás, no es un aspecto muy positivo, pero sí que habla sobre la personalidad japonesa. Las clases privadas son algo demasiado común, pues la competencia siempre existe y aunque tienen un lado muy humanitario, también saben que deben sobresalir entre los demás, por eso es usual que sigan estudiando hasta mucho más tarde del final de su última clase en la escuela.

Reciben educación artística

Tanto para ayudarlos a reforzar su conocimiento y habilidades, como para adentrarlos en el arte de su pueblo, a los niños se les enseña la caligrafía y la poesía japonesa. Los haikus son algo de todos los días para ellos y además de hacer bellas obras de arte, aprenden a conceptualizar las cosas.  

moda

Uniforme obligatorio

La seriedad es algo importante en el mundo laboral, por lo que desde que son educados, los jóvenes japoneses son obligados a usar uniforme, de esta forma los trajes no serán un problema en el futuro. Sin embargo esto hace que su inconformidad ante la norma crezca, por lo que mientras el mundo corporativo vive un estado hermético de traje y uniforme, la moda japonesa explota por su diseño e innovación.  

Asistencia perfecta  

Así como una botella de cloro no puede decir que elimina los gérmenes al 100 %, las instituciones no pueden decir que tienen un 100 % de asistencia, pero comparada con otros países, los niños japoneses prácticamente nunca faltan a clases.  

Exámenes dolorosos  

Este es otro de los puntos que desde occidente parecen muy cuestionables, aunque los japoneses aparentemente están acostumbrados. Muchos tienen dos y hasta tres oportunidades para hacer un examen de ingreso a la universidad, incluso existe uno por escuela, sin embargo en Japón todo se decide en un solo examen que pone a prueba todo lo que ha sido inculcado en los niños desde que nacieron. Esta es una de las épocas más estresantes de su vida.  

La recompensa verdadera

La universidad para ellos es algo mucho más tranquilo que toda la educación con la que vivieron. Muchos aprovechan este tiempo para viajar y conocerse aún más a si mismos, así es como saben que cualquier decisión futura será la correcta.  

¿Cómo crees que sería la educación en tu país si se implementara lo que Japón hace? ¿Con qué puntos estás de acuerdo?


Otros

Entretenimiento

3 curiosidades sobre los japoneses y el sexo

Las costumbres no son iguales en todos lados, y menos en Japón. Estas curiosidades sobre los japoneses y el sexo te asombrarán.

Alimentación

5 razones por las que es muy fácil ser delgado en Japón

Los cambios que América Latina necesita.

Salud

5 secretos sexuales de los japoneses

Conoce algunas claves milenarias para reactivar la pasión en tu pareja.

share